Matías Romero, Oax.- Regidores del municipio de Matías Romero acompañados del presidente del DIF Municipal, Édgar de Lara Tobillas, denunciaron a través de una reunión de medios, el secuestro de la regidora de Hacienda, Zecia Paola Zamudio Tobillas, y responsabilizaron al alcalde de extracción morenista, Alfredo Díaz Juárez; a su hijo Alfredo Juárez Constantito; y a la escolta de ambos.

Los regidores Artemio Rodríguez Cruz (Desarrollo Rural y Reordenamiento Territorial), Artemio Rodríguez Cruz (Ecología), Shalatiel Medina (Educación y Cultura) y el síndico Hacendario, Santiago Roldan Solís, manifestaron que la mañana del pasado 7 de febrero, la regidora Zecia Paola Zamudio Tobillas fue secuestrada y después de casi 12 horas apareció con vida en la ciudad de Juchitán.

Detallaron que la regidora fue torturada y por fortuna está resguardada en un lugar seguro por las autoridades de justicia, sin embargo, exigieron el esclarecimiento de lo ocurrido, debido a que días antes recibió amenazas para apoyar la validación de la cuenta pública municipal y al mismo tiempo detectó un desvío de recursos de 7 u 8 millones de pesos por lo que se opuso y suponen que por eso fue secuestrada.

Édgar de Lara Tobillas, presidente del DIF Municipal y primo de la regidora de Hacienda solicitó al presidente Andrés Manuel López Obrador que se realice una investigación exhaustiva sobre lo ocurrido con su prima “porque no es posible que se haya atentado contra su vida”.

“El jueves por la noche Alfredo Juárez Constantino, hijo del presidente, me habló para informarme que su papá estaba molesto porque había perdido en Cabildo los votos para aprobar los estados financieros y me dijo que era mi deber controlar a Zecia, porque yo la había recomendado para integrar la planilla durante la campaña. Me amenazó diciendo: ‘¡O controlas a tu prima o la voy a levantar o matar!‘, obviamente me saqué de onda y no supe qué hacer”, relató el presidente del DIF municipal.

Ante tales amenazas y hostigamientos, los regidores y el funcionario del DIF señalaron que tanto el presidente municipal, su hijo y la escolta de ambos deben ser investigados por lo ocurrido con la regidora y que esto debe trascender hasta llegar a las ultimas consecuencias.

Finalmente también señalaron que cualquier cosa que les llegue a ocurrir a ellos y a sus familiares por haber dado esta declaración responsabilizan a la autoridad municipal.

 

Esta nota originalmente se publicó en Aristegui Noticias

Compartir

Dejar respuesta