El coronavirus Covid-19 en China ya causó la muerte de mil 112 personas en China, después de que las autoridades de la provincia de Hubei, donde brotó la epidemia, informaran el miércoles de 96 nuevos decesos en su boletín diario, donde también informaron de 44 mil 404 infectados.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estimó que hay «una posibilidad realista de parar» la propagación del coronavirus si se realizan inversiones de forma coordinada.

Chen Qiushi transmite un informe frente a un centro de convenciones convertido en hospital en Wuhan, China. (AP)

Ciudadanos contradicen versión oficial

Un video difundido el 25 de enero mostró lo que el periodista ciudadano, Chen Qiushi, describió como un cadáver cubierto por una manta afuera de una sala de emergencia. Adentro de otro hospital, filmó a un individuo muerto sentado en una silla de ruedas, con su cabeza colgando y el rostro pálido.

«¿Qué le pasa?», le preguntó a una mujer que sostenía al hombre con un brazo cruzado sobre el pecho. “Está muerto”, respondió la mujer.

Los posts, blogs y videos de Chen fueron vistos millones de veces y llamaron la atención de la policía. En un angustiante video que publicó al final de su primera semana en Wuhan, dijo que la policía lo había llamado, le había preguntado dónde estaba y había interrogado a sus padres.

“Estoy asustado”, afirmó. “Tengo el virus frente a mí y a mis espaldas el poder judicial y administrativo de China”. Con la voz temblorosa por la emoción y lagrimeando, afirmó que continuaría “mientras esté vivo en esta ciudad”. “¡La muerte no me asusta!”, aseguró. “¿Piensas realmente que le temo al Partido Comunista?”.

La semana pasada Chen dejó de transmitir información. Su madre rompió su silencio el viernes y transmitió en vivo un video en el que dijo que no sabía qué era de su hijo y pidió ayuda para encontrarlo.

Chen Qiushi, ubicado por el gobierno chino

Chen trabajó, desde que terminó la carrera de derecho en el 2007, como mesero, limpiando hoteles, como actor, como periodista policial y como presentador de televisión, lanzando una prometedora carrera como periodista.Se recibió finalmente de abogado en el 2014 y empezó a ejercer su profesión en Beijing. En el 2018 lanzó un videoblog en el que ofrecía comentarios legales y pronto tuvo un millón de seguidores.

Se metió en problemas el año pasado por difundir videos de protestas a favor de la democracia en Hong Kong. En esa ciudad china semiautónoma asistió a manifestaciones patrióticas y a marchas de protesta, dando voz a ambos bandos y tratando de ofrecer una visión equilibrada de lo que sucedía. Las autoridades, sin embargo, cerraron sus cuentas en las redes sociales chinas y le dijeron que regresase a China continental.

“¿Por qué estoy aquí? He dicho que es mi deber hacer periodismo ciudadano”, expresó al filmarse a sí mismo con un palo para selfies en una estación de trenes. “¿Qué clase de periodista eres si no te adentras en la zona de batalla durante un desastre?”.

La policía también golpeó las puertas de Fang Bin, quien estuvo publicando videos desde hospitales de Wuhan, incluidas imágenes de cadáveres en bolsas apilados en un minibús, esperando ser llevados a un crematorio.

Feng, quien vende ropa tradicional china, filmó una tensa conversación a través de la reja metálica de la puerta de su casa con cuatro o cinco agentes. El video publicado en YouTube dio una idea de cómo funciona el aparato de seguridad para tratar de contener el malestar por la propagación del virus.

“¿Por qué vinieron tantos de ustedes?”, preguntó Fang. “Si abro la puerta, ¡me llevan!”.

Chen retransmitió ese video en su cuenta de Twitter. Fue uno de sus últimos tuits antes de desaparecer.

Hong Kong y Filipinas han registrado muertes por coronavirus, fuera de China continental. (AP)

Refuerzan cuarentena en Wuhan

Las autoridades de Wuhan endurecieron hoy la cuarentena a la que está sometida la ciudad desde el pasado 23 de enero con medidas como el cierre de todos los complejos residenciales.

El gobierno de la ciudad publicó hoy en su página web nuevas directrices para el control de la epidemia, en las que indica que todas las urbanizaciones de la ciudad quedarán selladas a partir de hoy para minimizar el flujo de personas.

Asimismo, se reclama a los ciudadanos que «apoyen activamente» estas medidas y se les invita a «disuadir» a quienes «interfieran y dificulten» su aplicación.

“Nunca vimos nada como esto”, dijo Maria Repnikova, profesora de comunicaciones de la Universidad Estatal de Georgia que estudia los medios de prensa chinos.

Jamás tantos chinos, incluidos víctimas y trabajadores del campo de la salud, han usado sus teléfonos para transmitir sus experiencias de un desastre, aseguró Repnikova. Las más de 50 millones de personas que no pueden salir de ciudades donde imperan cuarentenas se sienten “ansiosas y aburridas, sus vidas prácticamente se han detenido”, agregó.

El envío de paquetes se dificultan por el coronavirus. (Archivo)

Afecta coronavirus envío de paquetes

Los operadores postales de Estados Unidos, China y otros países afirman que la cancelación de vuelos para disminuir la propagación del nuevo coronavirus está afectando los flujos globales de cartas y paquetes.

El Servicio Postal de Estados Unidos (USPS) informó a sus contrapartes en todo el mundo que están teniendo “dificultades importantes” para el envío de cartas, paquetes y correo exprés a China, incluidos Hong Kong y Macao, “porque la mayoría de las aerolíneas que dan servicio han suspendido sus vuelos” hacia esos destinos.

El USPS señaló que, en consecuencia y “a partir de este momento”, deja de recibir artículos con destino a China, Hong Kong y Macao “hasta que haya suficiente capacidad disponible de transporte”.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta