BUENOS AIRES.

El expresidente de Bolivia, Evo Morales, abandonó Buenos Aires el lunes y viajó a Cuba para someterse a un tratamiento médico.

La información fue confirmada por el presidente argentino Alberto Fernández, quien le había otorgado a Morales la condición de refugiado político a mediados de diciembre luego que el dirigente boliviano dejara el poder tras 14 años en medio de una crisis social y política.

En declaraciones radiales, el presidente argentino contó que Morales adelantó el viaje a La Habana por razones de salud.

«Nada le impide a él como refugiado político ir a Cuba”, aclaró Fernández.

No se informó qué problema de salud padece Morales.

Morales, de 60 años, como presidente siempre se hizo tratar con médicos cubanos y en Cuba.

En 2017 y 2018 fue operado de la garganta en La Habana.

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta