El número de militares estadunidenses con lesiones cerebrales traumáticas superó los 100 elementos, informó el Pentágono, luego de que más efectivos presentaran secuelas por el ataque iraní de enero con misiles balísticos en Irak, sumando 45 más de lo anunciado a fines de enero.

Al menos 76 militares estadunidenses que sufren «conmoción cerebral leve», casi el 70 por ciento de ellos, que han regresado a sus unidades, dijo el Departamento de Defensa en un comunicado publicado el lunes.

Mientras, 26 están en Alemania o Estados Unidos para recibir tratamiento, y siete más están viajando de Irak a Alemania para ser evaluados y atendidos.

La cifra de lesiones ha estado incrementándose constantemente desde que el Pentágono comenzó a publicar información sobre el problema, aproximadamente una semana después del ataque del 8 de enero contra la base aérea Al Asad en Irak. Funcionarios del Pentágono han advertido que ese número seguirá modificándose.

El secretario de Defensa, Mark Esper, les dijo a los reporteros en el Pentágono hace más de una semana que el departamento analiza formas para prevenir las lesiones cerebrales en el campo de batalla y para mejorar el diagnóstico y el tratamiento.

Interrogado tras los primeros anuncios de conmociones cerebrales el mes pasado, el presidente Donald Trump, que busca evitar cualquier escalada militar contra Irán, había minimizado una vez más el alcance del ataque.

«Escuché que tenían dolor de cabeza», dijo. «No lo considero una lesión grave», dijo Trump. Los demócratas lo acusaron de mentir y faltar el respeto a los soldados heridos.

El general del Ejército Mark Milley, jefe del Estado Mayor Conjunto, dijo que en algunos casos puede ocurrir que los síntomas de las lesiones cerebrales traumáticas por el ataque iraní no salgan a relucir durante un año o dos.

Indicó que el ejército de Estados Unidos se encuentra en las etapas iniciales de diagnóstico y terapia para las tropas. «Debemos continuar garantizando su salud física y mental», agregó.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta