De acuerdo a RT, Nigeria declaró una alerta por un “brote epidémico extraño” en Oye-Obi, en el estado sureño de Bunue, que ya se ha cobrado la vida de 15 personas y ha infectado a otras 104.

Añaden que los expertos desconocen de qué enfermedad se trata. La dolencia, cuya sintomatología abarca dolor de cabeza, sofocos, diarrea, vómitos, pérdida de fuerzas y estómago hinchado- puede acabar con la vida de una persona en apenas 48 horas.

La Cámara alta del país africano ha instado al Centro par el Control de Enfermedades de Nigeria (NCDC, por sus siglas en inglés) a supervisar la situación para tratar de evitar la propagación de la enfermedad.

Asimismo, solicitó que los infectados sean tratados y llamó a la población a evitar el contacto con ellos como medida de prevención.

Esta nota originalmente se publicó en Vanguardia

Compartir

Dejar respuesta