El presidente Andrés Manuel López Obrador encabezó este domingo la conmemoración del 107 aniversario de la Marcha de la a Lealtad; este evento tuvo lugar en el Castillo de Chapultepec ante miembros del gabinete legal, así como la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum.

Asimismo estuvieron las presidentas de la Cámara de Diputados y del Senado, Laura Rojas y Mónica Fernández, respectivamente, además del presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Arturo Saldivar. 

Al hacer uso de la voz, el secretario de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval apuntó que “México tiene garantizada la lealtad de sus soldados y marinos”, y agregó que continúan defendiendo la democracia “porque sabemos que ese es el camino correcto para avanzar como país y porque su consolidación está fraguada en el sacrificio de valientes mexicanos a través de la historia”.

“En toda acción que emprenda su gobierno para el proceso de México, ahí estaremos las instituciones armadas para acompañarlo porque la lealtad es más que deseos, intenciones, o palabras, se demuestra con los hechos”, enfatizó.

Reconoció que los ideales de paz, democracia, libertad, justicia, prosperidad, engrandecimiento de la patria y bienestar del pueblo están vigentes en el proyecto de gobierno de López Obrador, por ello las fuerzas armadas han respaldado su administración. 

Asimismo dijo que este plan de gobierno ha tenido “resultados evidentes”, y advirtió que “la confianza que ha depositado (el Presidente) en nosotros para participar en la seguridad pública y en los proyectos prioritarios de su administración, es y será correspondida siempre con profesionalismo, honestidad y trabajo constante”.

“El objetivo es claro: lograr la transformación de la vida pública de México, a través, de desterrar la corrupción, aplicar un nuevo paradigma en materia de paz y seguridad, garantizar una democracia plena, actuar con honradez, honestidad, justicia y apego a la ley; atender a los más vulnerables, respetar plenamente los derechos humanos y alcanzar el bienestar del pueblo”, aclaró.

Agregó que la lealtad de las fuerzas armadas es permanente y absoluta, y es que esta virtud “es un facturo indispensable para la estabilidad de la nación y contribuye de manera significativa al bienestar del pueblo”.

“La lealtad no es circunstancial o eventual sino permanente y absoluta. Tiene que ver con la solidez de principios que precisa ponerla en práctica junto con los valores que sustentan”, apuntó.

Resaltó que Ejercito, Marina y Fuerza Área dan el mejor esfuerzo para desarrollar sus tareas en materia de seguridad pública, así como en rubros que tienen al crecimiento y desarrollo del país.

Añadió que para que esto continúe, el esquema con que se forma a los jóvenes que cada año ingresan a los diferentes planteles militares está basado en la disciplina, honor, patriotismo, abnegación, honradez, espíritu de cuerpo, valor y, principalmente, en la lealtad.

“Como instituciones vamos siempre unidos al cumplimiento del deber porque el compromiso que asumimos con la patria al ingresar a las fuerzas armadas tiene su origen en la vocación de servicio y en el reconocimiento propio de que provenimos del pueblo al que nos debemos”, expreso. 

También exhortó a los mexicanos a la unidad nacional y es que ante situaciones complejas esto es lo que ha permitido salir adelante al país.

 La Marcha de la Lealtad, fue el trayecto que realizó el entonces presidente, Francisco I. Madero, del Castillo de Chapultepec a Palacio Nacional, escoltado por cadetes del Colegio Militar en un contexto de golpe de Estado.

 

 

Esta nota fue publicada originalmente en Milenio

Compartir

Dejar respuesta