El papa Francisco resolverá el 12 de febrero sobre la propuesta aprobada por obispos para ordenar sacerdotes a hombres casados en las zonas más aisladas en la región de la Amazonía.

La posible ordenación de hombres casados y, por tanto, la suspensión del celibato es uno de los puntos que más han criticado algunos obispos o cardenales como el prefecto de la Congregación para el Culto Divino, Robert Sarah, que hace unas semanas publicó el polémico libro firmado con Benedicto XVI sobre ese tema.

La exhortación también incluirá respuestas a otras de las propuestas aprobadas por la asamblea de los obispos de la región amazónica como la urgente promoción y formación del «diaconado permanente» para estas zonas, es decir, el laico que puede bautizar, bendecir matrimonios, asistir a los enfermos, celebrar la liturgia de la palabra, predicar y evangelizar, pero no celebrar misa.

En la presentación participarán el secretario general del Sínodo de los obispos, Lorenzo Baldisseri; el teólogo y profesor de Espiritualidad en la Pontificia Universidad Gregoriana, el brasileño Adelson Araújo dos Santos; la vicaria general de las Siervas de Maria Riparatrici, Augusta de Oliveira, y Carlos Nobre, científico, premio Nobel 2007 con un equipo de investigadores sobre el cambio climático, entre otros.

Además, se incluirá la petición de que las mujeres puedan ejercer nuevos ministerios, como el de poder leer las Escrituras o ayudar en la misa y distribuir la comunión, así como un mayor estudio para la posibilidad de la ordenación de las diaconisas.

Otra de las peticiones a las que el papa deberá dar respuesta en el documento fue la de estudiar un rito amazónico en las celebraciones para dar «una respuesta a la petición de las comunidades», en el que se valore «la cosmovisión, las tradiciones, los símbolos y los ritos originarios que incluyan dimensiones trascendentes, comunitarias y ecológicas».

Durante el mes de octubre, se reunieron para analizar la situación de la Amazonía y de los pueblos originarios 113 obispos procedentes de los nueve países amazónicos: Guyana Francesa, República Cooperativista de Guyana, Surinam, Venezuela, Colombia, Ecuador, Brasil, Bolivia y Perú, además de expertos, auditores y representantes de estas comunidades indígenas.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta