La inflación en México se aceleró en enero 3.24 por ciento en su comparación interanual, su nivel más alto en los últimos seis meses, según reportó el Inegi.

Esto significó un aumento de 0.48 por ciento respecto al mes de diciembre y el mayor registro de la inflación mensual a tasa interanual desde julio pasado, cuando fue de 3.78 por ciento.

Pese al alza, el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) se mantuvo dentro del objetivo del Banco de México (Banxico) de tres por ciento más o menos un punto porcentual.

El resultado de enero se debió a alzas en los precios de algunos productos agropecuarios, como la calabacita y el tomate verde, que se incrementaron 39.63 y 30.59 por ciento, respectivamente, así como del jitomate, que se elevó en 18.53.

View image on TwitterView image on TwitterView image on Twitter

También influyó el aumento de 8.76 por ciento en el precio de los cigarros, debido al ajuste en el impuesto de este producto a partir de este año.

Por el contrario, entre los productos y servicios con mayor caída en sus precios durante el primer mes del año estuvieron los boletos de avión y los paquetes turísticos, con caídas de 31.87 y 12.42 por ciento cada uno.

Entre los productos agropecuarios que vieron una contracción en sus precios estuvieron el nopal, con 15.56 por ciento, y el limón, con 7.11 por ciento.

Entre los energéticos, el Inegi señaló que el precio del gas LP bajó 2.17 por ciento, mientras que la gasolina de bajo octanaje tuvo un incremento de 0.64 por ciento.

Esta nota originalmente se publicó en El Sol de México

Compartir

Dejar respuesta