Los integrantes del Sindicato Autónomo del Municipio de Oaxaca de Juárez “doblaron” al presidente municipal, Oswaldo García Jarquín quien al final de cuentas aceptó cumplir las demandas de este gremio sindical.

Este miércoles, luego de que los sindicalistas implementaron un bloqueo en diversas calles del Centro Histórico que impidió el paso de automóviles, García Jarquín se vio obligado a dialogar con los líderes de esta organización. Así, luego de un par de horas, el munícipe aceptó la entrega de equipos de  trabajo, así como insumos entre los cuales se encuentran muebles de oficina.

El edil aceptó también darles su lugar a los empleados sindicalistas que han sido desplazados por el personal de confianza y llamar al orden a los funcionarios que los maltratan.

Los paristas acordaron regresar a laborar a partir de mañana jueves, no así los que laboran en las oficinas de recaudación que reiniciaron actividades este miércoles.

Inicialmente Oswaldo García Jarquín se negó a recibir a la dirigencia, pero no aguantó la presión al ser cerradas las calles por parte de este gremio.

Compartir

Dejar respuesta