MOSCÚ.

Los servicios de emergencia de Rusia rescataron a 536 pescadores que quedaron varados en un témpano de hielo gigante que se separó de la isla de Sajalín, en el este de Siberia, según las autoridades.

Otras 60 personas pudieron regresar a la orilla por su cuenta el martes en la noche, dijeron funcionarios de emergencias.

La operación de rescate se prolongó por casi siete horas. Las imágenes del incidente mostraron a grupos de personas que utilizaron pequeños trozos de hielo a modo de balsas e intentaron remar para llegar a la costa, mientras el tempano sobre el que estaban los pescadores se alejaba lentamente de tierra firme.

Según alguno de los pescadores, en el momento del rescate, entre la pieza de hielo y la costa había ya unos 200 metros de distancia.

Esta fue la tercera vez en una semana que los equipos de emergencias de la región de Sajalín tuvieron que rescatar a pescadores varados en témpanos de hielo a la deriva.

El 22 de enero, unas 300 personas quedaron incomunicados en uno, y el pasado domingo, otros 600.

Las autoridades locales culparon a los residentes de los incidentes, al ignorar las advertencias de seguridad y salir a pescar en el hielo a pesar del riesgo de quedarse varado.

 Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta