Luego de que ayer el mandatario estadunidense, Donald Trump, afirmara que México paga el muro fronterizo, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que no se “enganchará” con las provocaciones y que mantendrá la prudencia en la relación bilateral.

En Palacio Nacional el mandatario destacó que los dichos que su homólogo ha manifestado sobre México parten del proceso electoral que se vive en Estados Unidos.

“Aunque nos ‘cuquen’ no nos vamos a enganchar. Lo que quisieran nuestros adversarios es que nos peleáramos con el presidente Trump. No nos vamos a confrontar con el gobierno de EU y lo único que queremos que se tome en cuenta es que hay elección en EU”, aseveró.

Reiteró que la relación que hay con Estados Unidos es buena, motivo por el cual continuará con la misma política exterior a pesar de que sus opositores “quisieran” que se confrontara con su homólogo.

BARRERA FRONTERIZA

Ayer, durante su mitin en Nueva Jersey, el presidente Donald Trump destacó frente a sus simpatizantes la buena relación con López Obrador; no obstante, aseveró que México paga por el muro fronterizo.

“Con todo respeto a México, nos gusta mucho México y nos llevamos muy bien con ellos y su presidente es amigo mío, y está haciendo un trabajo fantástico en la frontera y es una situación difícil, pero México está, de hecho, pronto lo averiguarán, pagando por el muro”.

“El muro está siendo pagado, al final de cuentas y muy amablemente, por México (…). Es una ventaja para México también cuando lo piensas, porque es una barrera vital para impedir que drogas mortales entren a estas comunidades; lo que estamos haciendo es detener las drogas en cifras históricas”, dijo.

 Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

 

Compartir

Dejar respuesta