Las quejas contra las instituciones públicas de salud por falta de medicamentos, negligencia o servicios médicos deficientes se incrementaron 35 por ciento de 2018 a 2019, pero comparando el año pasado con 2013 crecieron 212 por ciento.

De acuerdo con el Informe de Actividades de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) 2019, durante el primer año del presidente Andrés Manuel López Obrador la institución registró cinco mil 331 por hechos violatorios de derechos humanos en materia de salud, mientras que en 2018 fueron tres mil 512.

Las acusaciones son principalmente contra el IMSS, el ISSSTE y la Comisión Nacional de Arbitraje Médico; ninguna en contra del extinto Seguro Popular, que todavía operaba el año pasado.

Cabe señalar que durante el arranque del presidente Enrique Peña Nieto se registraron dos mil 508 quejas por omitir proporcionar atención médica al paciente, de acuerdo al Informe de la CNDH de 2013. En ese año no recibieron una sola inconformidad en contra de desabasto de medicamentos.

El informe 2019, que presentó la nueva titular de la CNDH, Rosario Piedra Ibarra,señala que las quejas contra los servicios de salud se posicionaron entre los diez principales hechos violatorios de derechos humanos, siendo la primera causa “omitir proporcionar atención médica” que sumó dos mil 172 inconformidades.

Durante 2019 estallaron las protestas de pacientes por la falta de medicamentos en instituciones públicas, principalmente para los tratamientos de niños con cáncer.

La institución defensora recibió, también, en ese año 915 quejas por “omitir suministrar medicamentos”; 685 por “obstaculizar o negar prestaciones de Seguridad Social”; 595 por “realizar deficientemente los trámites médicos”; y 562 por “negligencia médica”.

 

Esta nota originalmente se publicó en El Heraldo de México

Compartir

Dejar respuesta