Este viernes, China ha elevado el número de muertos a 26 debido a la epidemia provocada por el nuevo coronavirus 2019, informó la Comisión Nacional de Salud; luego de que la OMS renunciara a declarar una emergencia internacional.

Las autoridades examinan además 1,072 casos sospechosos del nuevo coronavirus 2019, originado en la ciudad de Wuhan (centro).

El saldo de este coronavirus que apareció en diciembre en un mercado en Wuhan (centro) ha subido a 26 muertos de un total de 830 personas contagiadas, ya que el último caso se confirmó fuera de la zona considerada el epicentro. Fue en Heilongjiang (nordeste), una provincia fronteriza con Rusia.

El nuevo saldo fue publicado poco después de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) decidiera no declarar una emergencia internacional por este nuevo coronavirus 2019.

El balance anterior, difundido el jueves, daba cuenta de 18 muertos y más de 600 casos de contagio, principalmente en la provincia de Hubei, cuya capital es Wuhan. De los 830 casos, 177 se consideran graves, según la comisión, mientras que 34 pacientes están «curados» y fueron dados de alta en el hospital.

Frente a esta crisis, el régimen de China tomó el jueves la decisión sin precedentes de poner en cuarentena a la ciudad de Wuhan y sus 11 millones de habitantes. Otras ciudades de la región también han quedado aisladas del resto del mundo, con la suspensión del transporte desde estos municipios.

En total, unos 20 millones de personas están bloqueadas en la región. Otros municipios cercanos a Wuhan también están aislados del mundo debido al nuevo coronavirus 2019.

  • La epidemia recuerda el caso del SARS, un virus similar, que mató a unas 650 personas en China continental y en Hong Kong entre 2002 y 2003.

La preocupación se ha apoderado de toda China. Prueba de ello, la Ciudad Prohibida de Pekín, antiguo palacio de los emperadores, ha anunciado su cierre hasta nueva orden para evitar un riesgo de contagio entre los visitantes.

Esta nota originalmente se publicó en UnoTv

Compartir

Dejar respuesta