La exótica sopa de murciélago que se sirve en diversas partes de China, pudo ser el origen del coronavirus, al menos así  lo aseguran varios científicos quienes en el año 2000 encontraron que el SARS provenía de estos animales.

La hipótesis cobra fuerza ya que el lugar donde se originó esta nueva amenaza viral, fue en un mercado de la ciudad de Wuhan, conocido porque la gente asiste a él a consumir carne de animales exóticos.

Varios usuarios en redes sociales, compartieron fotos y videos del singular platillo y las reacciones no se hicieron esperar, tanto expresiones como de sorpresa y asco de los internautas por ver al mamífero en un caldo sazonado para ser consumido.

Hasta el cierre de la presente, el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de China, no ha confirmado que el platillo sea el origen de la nueva enfermedad.

 

Esta nota originalmente se publicó en Publimetro

Compartir

Dejar respuesta