El gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador le apuesta al Istmo. La Secretaría de Comunicaciones y Transportes ha anunciado que le inyectará recursos millonarios al puerto oaxaqueño de Salina Cruz, informó el diario Milenio.

En la víspera se informó que la paraestatal Ferrocarril del Istmo de Tehuantepec (FIT) anunciará en los siguientes días, los fallos de cinco licitaciones para la rehabilitación total de 213 kilómetros de su Línea Z, que sale de Medias Aguas, Veracruz, y llega a Salina Cruz, dentro del tren Transísmico.

Así, luego de 40 años de operar con instalaciones “temporales” se plantea el rescate del puerto petrolero y comercial Salina Cruz, Oaxaca, con una inversión de 9 mil 698 millones de pesos en su primer etapa, de acuerdo con un análisis costo-beneficio del proyecto de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

El documento emitido por la SCT señala que el proyecto ayudará a mover combustibles por toda la franja del Pacífico, y aunque el sistema actual “provisional” brinda el servicio, éste es más caro, poco eficiente y de un riesgo elevado para el medio ambiente y trabajadores.

Hace hincapié en que Salina Cruz es un punto estratégico para los planes logísticos y comerciales que Pemex tiene en los próximos años, relacionados con el corredor interoceánico que el gobierno federal está desarrollando en el Istmo de Tehuantepec.

La operación marítima de Pemex es la más importante de este organismo en la costa mexicana del Pacífico. De Salina Cruz se abastece gran parte de los petrolíferos (gasolinas, diésel, turbosina y combustóleo) que consume esta franja de México.

“La operación portuaria en estas condiciones preliminares y un poco precarias ha sido más costosa y menos eficiente, y con riesgos elevados tanto para el medio ambiente como para los trabajadores involucrados”, señala el estudio.

La SCT explica que con el incremento de la producción petrolera, así como el suministro de combustibles de las refinerías de Salina Cruz, de Minatitlán y en el futuro Dos Bocas, la operación del sistema actual de carga-descarga tendrá que ampliarse significativamente.

APUESTA POR EL ISTMO

Entre las oportunidades de negocio que se prevén está la de generar una ruta nueva para exportaciones de petróleo crudo y gas natural de empresas de terceros, nacionales y extranjeras, algunas de estas de Estados Unidos a países asiáticos a través del Istmo de Tehuantepec.

Hay mercado “y se está negociando la prestación de un servicio de transporte transístmico del Puerto de Laguna de Pajaritos al de Salina Cruz a través de un ducto. Esta ruta podrá competir con la actual que consiste en darle la vuelta completa al continente americano o bien al continente africano para llegar con grandes barcos”.

Se prevén beneficios cuantificables por 12 mil 421 millones de pesos por reducción en demoras de buques, costos de operación, inversiones y costo de mantenimiento evitados, así como ingresos por tarifas de barcos con productos de terceros e ingresos perdidos por falta de capacidad instalada.

“El abandono de Pemex que se registró en administraciones pasadas se reflejó en el menosprecio de inversión que no tuviera grandes tasas de retorno como la extracción de crudo, sin reparar en el hecho de que su realización era necesaria para mantener equilibrada, segura y con niveles adecuados de eficiencia a toda la cadena productiva”, explica el análisis.

Entre los riesgos están que Pemex no pueda realizar las inversiones necesarias que complementen el proyecto en materia de almacenamiento, ductos y bombeo, principalmente. También que “no se logre abastecer la terminal petrolera con el volumen total de petrolíferos que demande la costa mexicana del Pacífico por falta de producto y que Pemex no pueda hacer una transición efectiva del sistema actual a la operación en muelles protegidos, y se generen rompimientos en el servicio regular”.

Se prevé la construcción de un tramo faltante de rompeolas y rehabilitación de un muelle para petrolíferos, entre otras obras.

LICITARÁN, TREN

La paraestatal Ferrocarril del Istmo de Tehuantepec (FIT) anunciará en los siguientes días, los fallos de cinco licitaciones para la rehabilitación total de 213 kilómetros de su Línea Z, que sale de Medias Aguas, Veracruz, y llega a Salina Cruz, dentro del tren Transísmico.

De acuerdo a la licitación, las obras incluyen agregar una conexión de 500 metros con el puerto de Salina Cruz.

Con base al reporte, para participar se registraron más de 30 empresas entre ellas: La Peninsular, Caabsa, Grupo Hycsa, Mota-Engil, OHL, Caltia Concesiones, Nexumrail y Regiomontana de Construcciones.

Las 30 compañías presentaron ofertas para los contratos, que según las cotizaciones sumarán de 2 mil 500 a 3 mil millones de pesos.

Los contratos implican remover por completo las vías antiguas, desmontar vegetación, rehabilitar los drenajes, instalar nuevas vías, rieles, durmientes y balastos, estabilizar la nueva vía, reparar los puentes viejos y construir nuevos donde sea necesario, pues en algunos puntos se tiene que cambiar el trazo del tren.

También deberán suministrar todos los equipos adicionales y señalamientos en zonas de cruces y los trabajos, programados para

concluir en noviembre, tendrán que detenerse una vez a la semana para el paso del tren que actualmente opera.

La capacidad actual del tren es de un millón 84 mil toneladas netas anuales y se busca elevarla a 2 millones 759 mil toneladas, amén de captar carga que se mueve por el Canal de Panamá, gracias a la conexión con el puerto de Salina Cruz.

Para ello, será clave el tramo de 56 kilómetros entre Mogoñe y La Mata, en el estado de Oaxaca, una zona montañosa con pendientes y curvas muy pronunciadas que serán corregidas.

El proyecto busca que eventualmente exista otra vía para tren de pasajeros, además de parques industriales, un gasoducto y otras obras cuyo desarrollo se prolongaría más allá de este sexenio.

El proyecto del Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec se creó el 14 de junio de 2019 por decreto presidencial y pretenden fusionar al Ferrocarril del Istmo de Tehuantepec con las administraciones portuarias de Coatzacoalcos y Salina Cruz. Dispondrá de 5 tramos con un total de 300 kilómetros y para el año 2020 cuenta con 3 mil 193 millones para inversión física.

Esta nota se publicó con información de Milenio

Compartir

Dejar respuesta