El Instituto Nacional Electoral (INE) rechazó la solicitud del gobierno federal de entregarle la base de datos biométricos de 90 millones de mexicanos para la creación de la cédula de identidad y, en cambio, acordó con la Secretaría de Gobernación iniciar un diálogo para analizar las rutas legales viables que garanticen el derecho a la identidad, sin vulnerar la protección de los datos personales.

Los consejeros del INE acudieron a la Secretaría de Gobernación para conocer el proyecto que tiene el Registro Nacional de Población, para avanzar en la cédula de identidad.

“Se ha venido construyendo en el ámbito de la Secretaría de Gobernación. Se empezaron a poner sobre la mesa en este inicio de un diálogo, los dilemas, las eventuales problemáticas jurídicas y de otra naturaleza que tendríamos, sobre las que tenemos que discutir”, indicó Lorenzo Córdova, consejero presidente del INE.

“Es un primer acercamiento, no tenemos acuerdos todavía, estamos poniendo sobre la mesa todas las posibilidades y las aristas que implica caminar juntos para darle el derecho humano a los mexicanos y mexicanas del derecho a la identidad”, refirió Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación.

Sin embargo, más tarde, el consejero presidente escribió en sus redes sociales: “El día de hoy la Secretaria de Gobernación @M_OlgaSCordero formalizó al @INEMexico la solicitud para que le entreguemos los datos biométricos de las y los mexicanos inscritos en el Padrón Electoral. Las y los consejeros del INE le manifestamos la imposibilidad legal de que el Instituto entregue los datos personales de las y los ciudadanos que resguardamos”.

Se informó que continuará el diálogo entre ambas instancias.

Esta nota originalmente se publicó en Noticieros Televisa

Compartir

Dejar respuesta