CHINA.

Un estudio ha revelado que los murciélagos y las serpientes son los principales trasmisores de coronavirus, un virus que ha acabado con la vida de 17 personas y ha dejado a más de 500 personas infectadas.

La teoría se basa en el examen de la secuencia del genoma denominado ‘Wuhan CoV’.

Especialistas que realizaron la primera investigación, publicada el 21 de enero en la revista Science China Life Sciences, examinaron las relaciones entre la nueva cepa y otros virus, concluyendo que está relacionado con una cepa existente en murciélagos.

«El hecho de que los murciélagos sean los huéspedes nativos del Wuhan CoV [coronavirus] sería el razonamiento lógico y conveniente, aunque aún es probable que haya huéspedes intermedios en la cascada de transmisión de murciélagos a humanos», dijeron los expertos.

Por otro lado, un segundo estudio, publicado el 22 de enero en la revista Journal of Medical Virology, señala que las serpientes serían responsables de la transmisión a humanos.

Esos científicos llevaron a cabo «un análisis exhaustivo de secuencias y comparaciones» entre «diferentes especies animales» para determinar «el posible reservorio de virus» y sus resultados sugieren que el Wuhan CoV sería «un virus recombinante entre el coronavirus de murciélago» con otro «de origen desconocido».

Dicha recombinación se habría producido dentro de la glicoproteína viral que los virus utilizan para reconocer y engancharse a la superficie de una célula huésped.

Los expertos concluyeron que las coincidencias más próximas de estos análisis serían con dos especies de serpientes, el Krait chino y cobra china, junto con otros animales salvajes que se consumen en el País.

Cabe recordar que autoridades creen que el coronavirus se habría originado en un mercado de mariscos y vida silvestre de Wuhan, donde venden todo tipo de animales sin un control sanitario, informó CNN.

 Esta nota originalmente se publicó en El Imparcial de Sonora

Compartir

Dejar respuesta