El pelador de sangre mexicana José Ramírez se preparaba para defender los títulos superligeros del Consejo Mundial de Boxeo y de la Organización Mundial de Boxeo pero su pelea que había sido pactada para llevarse acabo en China el primero de febrero fue cancelada por el brote de coronavirus.

Para evitar cualquier tipo de riesgo de salud la cartelera fue cancelado, pero ya algunos miembros de la función están en el país asiático, incluyendo el entrenador salón de la fama Freddie Roach y el ucraniano Viktor Postol, rival en turno de Ramírez, quienes ahora tienen complicaciones para conseguir vuelos por el nivel de cancelaciones que hay.

Por ahora José Ramírez tendrá que esperar para ver si su duelo puede ser movido a otra sede, esperando hacer los movimientos logísticos necesarios, o en su defecto reagendar para otra fecha la defensa de las coronas.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta