En un solo día, más de 2 mil migrantes de origen centroamericano -que ingresaron de manera irregular a México- fueron detenidos en la zona fronteriza de Tabasco y Chiapas, informó el Instituto Nacional de Migración (INM).

Las tareas de inspección migratoria en áreas urbanas y rurales permitieron la localización de adultos y menores de edad, mil 300 personas en Tabasco y cerca de 800 en Chiapas, en su mayoría de nacionalidad hondureña.

Elementos de la Guardia Nacional y el INM trasladaron a las personas a distintas instalaciones migratorias para proporcionarles alojamiento, agua, alimentación y atención básica de salud.

El INM informó que se revisará la situación jurídica de los migrantes y se realizará el retorno asistido a su país de origen a quienes no acrediten su estancia legal.

Los migrantes menores de edad quedarán bajo el cuidado del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) local.

 Esta nota originalmente se publicó en El Heraldo de México

Compartir

Dejar respuesta