Un salto de dos mil 405 por ciento realizó en un año la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), encabezada por Santiago Nieto, en el congelamiento de cuentas a sujetos por sospecha de acciones delincuenciales o apoyo al terrorismo. Entre ellos cuatro comités: uno iraquí, otro de Al Qaeda, la organización que lideraba Osama bin Laden; uno más de Malí y otro de la República Centroafricana.

En 2018, sólo 57 sujetos fueron objeto de esa medida, pero en 2019 se elevó a mil 371. A éstos corresponden 12 mil 85 cuentas bloqueadas, cuando en el año anterior apenas fueron 800, de acuerdo con el más reciente informe de la Secretaría de Hacienda.

Esas acciones emprendidas por el actual titular de la UIF, inmovilizaron cuatro mil 683 millones 245 mil 860 pesos, 52 millones 204 mil 346 dólares, y mil 875 euros. Cifra que contrasta con lo congelado en 2018: 70 millones 787 mil 852 pesos y cuatro mil 262 dólares.

En el apartado “Lista de personas bloqueadas”, el informe de la dependencia destaca que el congelamiento de esas cuentas es “una medida cautelar de carácter confidencial, que tiene como finalidad prevenir y detectar actos, omisiones u operaciones que pudieran favorecer, prestar ayuda, auxilio o cooperación de cualquier especie” para la comisión de delitos.

En el apartado correspondiente a las denuncias por la probable comisión de delitos, el reporte de la Secretaría de Hacienda refiere que se duplicaron: en 2018 fueron 82 las querellas presentadas, y en 2019 se elevó a 164.

De acuerdo con el documento, cuya copia está en poder de El Heraldo de México, las denuncias de la UIF derivadas de las revisiones financieras fueron principalmente por delitos fiscales y corrupción. El primero, con 53 demandas que involucran a 27 sujetos. El segundo, con 45 denuncias, con 317 sujetos implicados.

En cuanto a los delitos contra la salud y delincuencia organizada, la Unidad de Inteligencia Financiera judicializó 13 casos contra 139 sujetos. Por robo de hidrocarburos (huachicol), fueron 19 demandas a 55 involucrados; por tráfico de personas 19 contra 37, y por fraude 10 contra 26.

De hecho, en el primer año de gestión de Nieto al frente de la UIF, se detectó un incremento de 85 por ciento en los reportes de “operaciones inusuales”, definidas como “aquellas actividades, conductas o comportamientos que no concuerden con los antecedentes o actividades conocidas o declaradas por los respectivos clientes de las instituciones financieras y demás sujetos obligados (…), sin que exista una justificación razonable para dicho comportamiento”.

El informe también explica que “la UIF recibió de enero a diciembre de 2019 un total de 590 mil 682 reportes de operaciones inusuales, lo que representa un incremento de 85 por ciento respecto al mismo periodo de 2018 cuando se registraron 313 mil 802 reportes.

Diciembre del año pasado fue el mes en que se dispararon los reportes: “Durante diciembre de 2019, la UIF recibió un total de 134 mil 629 reportes de operaciones inusuales, esto significa un incremento de 503 por ciento respecto del mismo periodo de 2018 (22 mil 317 reportes”.

Son 10 estados los que concentran el mayor porcentaje de operaciones de ese tipo: Ciudad de México, con 191 mil 979; Estado de México, con 56 mil 969; Jalisco, 52 mil 623; Nuevo León, 26 mil 409; Veracruz, 18 mil 565; Puebla, 18 mil 434; Guanajuato, 18 mil 204; Tamaulipas, 16 mil 758; Michoacán, 16 mil 211; y Sinaloa, 15 mil 482.

 Esta nota originalmente se publicó en El Heraldo de México

Compartir

Dejar respuesta