Primero fueron las manteconchas, nacidas en Querétaro;  luego las donchas, de San Juan Teotihuacán, y ahora, la novedad son las peyoconchas creadas en una panadería de Real de Catorce, en San Luis Potosí.

Esta creación es una concha de pan dulce adornada como peyote, una planta que se encuentra solo en las regiones desérticas de los estados de Nayarit, Chihuahua, Durango, Coahuila, Tamaulipas, Nuevo León, San Luis Potosí, y ocasionalmente en algunas áreas de Querétaro y Zacatecas.

Se trata de una planta alucinógena, por lo que la peyoconcha es lo de hoy en SLP.

En el pueblo mágico de Real de Catorce, el peyote es utilizado en las tradiciones huicholes, considerado como medicinal.

Pero no, la peyoconcha no tiene extracto de peyote, solo la forma.

 

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta