En los centros de reciclaje de México se pagan, en promedio, 22 pesos por kilo de aluminio, 7.16 pesos por kilo de PET Y 47 centavos por papel o cartón, pero solo 10 centavos por un kilo de vidrio.

A pesar de que anualmente se desechan más de 2.5 millones de toneladas de envases de vidrio en el país, apenas 12% se recicla, según la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat). «No se tienen regulaciones que ayuden a que el costo del reciclado sea atractivo para los recicladores», dijo Eduardo Aguiñaga, líder de Economía Circular de Heineken México, en mayo pasado.

La empresa ha realizado distintos esfuerzos para darle un segundo uso al vidrio, por ejemplo, fabrica refrigeradores sustentables cuyos materiales (plástico, acero y vidrio) pueden reciclarse al final de su vida útil. Heineken ha llevado al mercado cerca de 300,000 enfriadores, de los cuales, 80% son reutilizables.

Otro ejemplo es Grupo Modelo, que tiene convenios con ECOCE y Walmart con el objetivo de reciclar hasta 30,000 toneladas más de vidrio a lo largo de dos años. Actualmente, 70% de los empaques de la empresa son sustentables, lo que evita la producción de 1.6 millones de toneladas de vidrio.

Además, las vidrieras de la compañía cuentan con un sistema de reincorporación al proceso de producción, lo que permite que todo el desperdicio de vidrio (aproximadamente 200,000 toneladas) ocasionado por defectos o fallas se reutilice.

De acuerdo con la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el vidrio reciclado ahorra 50% de energía al reconvertirse, en comparación con el vidrio virgen. Además, su reconversión es más fácil que la de otros materiales, ya que es 100% reciclable y se puede separar según su color, maleabilidad, textura y composición.

Para conocer otras iniciativas sustentables de las empresas en México, no te pierdas “Reciclar es la clave”, el primer foro del año en Milenio, que se llevará a cabo el 23 de enero a las 18 horas y se transmitirá por Facebook Live.

 

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta