Tiempodigital.mx

Caminos y Puentes Federales (Capufe) cumplió en Oaxaca el anunció que realizó el 22 de diciembre  de 2019, en el sentido de frenar con el apoyo del Ejército y la Guardia Nacional (GN) la toma de casetas de peaje en el país que al año le significan pérdidas superiores a mil 800 millones de pesos. Este martes, elementos de la GN y Seguridad Pública impidieron que estudiantes normalistas se posesionaran de la caseta de Huitzo; indignados, los manifestantes retornaron a Oaxaca de Juárez y pintarrajearon las unidades que, según los dueños, les cuesta 30 mil pesos adecentar, cada unidad.

Muy temprano, supuestos futuros maestros de educación primaria iniciaron el secuestro de varias unidades de transporte urbano y a bordo de ellas se lanzaron a la caseta de Huitzo para tomarla y cobrar una cierta cantidad de dinero a sus conductores, para dejarlos pasar.

La sorpresa fue que al llegar, en el lugar ya se encontraban elementos de la Guardia Nacional, así como de la policía estatal dispuestos a disuadirlos. Ante tal situación, los normalistas dieron marcha atrás y se fueron con las unidades  a las  instalaciones de la Escuela Normal en donde las abandonaron totalmente pintarrajeadas.

NO MÁS TOMAS DE CASETAS

El pasado 22 de diciembre, Caminos y Puentes Federales (Capufe) informó que se actuará contra “grupos sociales” que tomen las casetas de peaje, actos que se han incrementado a nivel nacional  y que le producen pérdidas anuales al país superiores a mil 800 millones de pesos (4.5 mdp al día).

De acuerdo con la dependencia federal,  la caseta de Huitzo, en Oaxaca, ocupa el primer lugar pues en 24 horas confluyen para realizar “boteo” hasta tres organizaciones distintas.

Capufe informó que las medidas comenzaron a aplicarse en noviembre de 2019 en diversas carreteras del país, incluyendo Huitzo. Y es que el pasado 5 de diciembre, la Policía Estatal de Oaxaca en apoyo a la Policía Federal disuadieron a pobladores de Santiago Petlacala, los cuales armados con machetes habían tomado la caseta de Huitzo, imponiendo cuotas de hasta 500 pesos para dejar pasar a camiones de carga y pasaje y 200, a los automóviles.

Al respecto, Genaro Enrique Utrilla, director de Capufe, destacó que también se definieron estrategias para judicializar las denuncias por las tomas.

Fuentes de la dependencia explicaron que los operativos consisten en apostar policías federales en las casetas como elemento de disuasión. Si la intención de bloqueo persiste, se recurre al diálogo con los inconformes. En caso de no tener resultado, se aplica el uso de la fuerza. Desde la implementación de este protocolo sólo se ha presentado un conato de enfrentamiento sin mayores efectos, detallaron.

En septiembre de 2019, este diario dio a conocer que se generó una industria alrededor de la toma ilegal de casetas, delito que de enero a junio había dejado pérdidas por mil 359 millones de pesos.

Los bloqueos se han extendido a todo el país, pero son más recurrentes en autopistas de Oaxaca y Guerrero, con énfasis en La Venta, en la vía Cuernavaca-Acapulco.

1,800 MILLONES DE PESOS ANUALES

La recurrente toma de plazas de cobro de Caminos y Puentes Federales (Capufe) provoca que el organismo deje de percibir alrededor de mil 800 millones de pesos al año, por lo que a partir de 1 de diciembre de 2019, y en coordinación con la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), se pusieron en marcha operativos para “evitar la toma de plaza de cobro y daños patrimoniales”.

Genaro Enrique Utrilla Gutiérrez, director de Caminos y Puentes Federales, dijo que se han emprendido importantes acciones en cuanto a la operación del organismo.

Nos hemos coordinado con la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana para realizar operativos en las principales Plazas de Cobro para evitar tomas y afectaciones patrimoniales. Además, se definieron estrategias para judicializar las denuncias”, dijo.

De acuerdo con fuentes de Capufe, tales operativos iniciaron el primer día de diciembre de 2019 y consisten, en primer lugar, en contar con la presencia de efectivos de la Policía Federal, lo cual ha sido un factor de inhibición dado que antes no se contaba con ese apoyo. En segundo lugar, se echa mano del diálogo para convencer a los grupos que buscan detener la circulación que  está cometiendo un delito federal y, que, en caso de no encontrar resultado, se prevén otras acciones, pero hasta el momento no se ha hecho uso de la fuerza y sólo se ha presentado un conato, sin mayores efectos.

La toma de plazas de cobro se había extendido por diversas partes del país, pero han sido recurrentes principalmente en autopistas de Oaxaca, especialmente en Huitzo, y en las de Guerrero, con énfasis en la de La Venta de la vía Cuernavaca-Acapulco.

Las estimaciones del monto económico que el organismo llega a perder, una vez que quienes toman las plazas de cobro permiten el paso de los automovilistas en el pago de peaje correspondiente, es de entre 4.5 millones y cinco millones de pesos diarios.

NO MÁS TOMAS

Desde junio pasado, Utrilla había anunciado el desarrollo de mesas de trabajo para analizar, junto con la Secretaría de la Defensa Nacional, la Secretaría de Marina y las fuerzas de protección federal, mecanismos para poner solución las constantes tomas de plazas de cobro que realizan diferentes grupos y poner una solución de manera ordenada.

La toma de plazas de cobro se ha mantenido como una constante en la que al organismo sólo le quedaba la alternativa de aplicar el protocolo de seguridad que consiste en el resguardo de las oficinas y del personal, en tanto que, en muchas ocasiones, los manifestantes se dedican a permitir el paso a los automovilistas, sin el pago de peaje respectivo, pero “boteando”, lo que a estos grupos les arroja importantes ganancias.

Por otro lado, destacó  que a un año de que le fue asignada la dirección de Capufe, se ha emprendido una profunda transformación y una reingeniería que coloca al organismo en un lugar ejemplar dentro de la administración pública federal.

Entre otras acciones, comentó que se han fusionado las 11 Delegaciones y Gerencias de Tramo que existían en sólo cinco Coordinaciones Regionales. “Con esta y otras medidas, logramos ahorros por mil millones de pesos, los cuales serán utilizados para la operación y el mantenimiento de las autopistas y puentes a cargo de Capufe”, informó.

Destacó que se están realizando supervisiones en Plaza de Cobro para detecta incumplimiento de la normatividad.

Dijo que se ha renovado equipo de peaje, instalando sistemas inteligentes de transporte e integrando una infraestructura de comunicaciones basada en fibra óptica. “Se han ajustado las pólizas de seguro que protegen a los usuarios y a la infraestructura del organismo y que se incorporaron más hospitales con capacidad para atender usuarios lesionados graves”.

Compartir

Dejar respuesta