El Chelsea fue incapaz de aprovechar los más de 60 minutos que tuvo con un hombre más en la cancha y empató a dos goles con un Arsenal que supo sufrir para llevarse una unidad del derbi londinense de la Liga Premier.

El italiano Jorginho, en el minuto 28, y el español César Azpilicueta, al 84, dieron la ventaja a los ‘Blues’ en dos oportunidades, pero el brasileño Gabriel Martinelli (63) y el también español Héctor Bellerín (87) lograron el impensado empate para la visita.

Este empate reafirmó a Chelsea en la cuarta posición de la tabla en la Premier League con 40 unidades, sin embargo, dejó abierta la puerta para que sus perseguidores le recorten distancia; mientras Arsenal apenas llegó a 30 puntos y sigue atorado en la parte media de la clasificación.

Antes de que se cumpliera la primera media hora de juego, Shkodran Mustafi cometió un error garrafal al intentar regresar el esférico a su guardameta, ya que el envío quedó corto y fue bien aprovechado por Tammy Abraham, quien dribló al arquero y antes de rematar fue derribado por David Luiz dentro del área.

El colegiado del encuentro señaló la pena máxima y decidió expulsar al brasileño ex Chelsea, situación que capitalizó Jorginho con un excelso cobro para adelantar al conjunto de casa, que aprovechó la vulnerabilidad defensiva de su riva desde los primeros compases del encuentro.

El asfixio por parte de los ‘Blues’ continuó en el complemento, pero la falta de puntería y las puntuales intervenciones del alemán Bernd Leno impidieron el segundo tanto local.

Sorpresivamente, fueron los ‘Gunners’ los que vieron puerta en la segunda parte mediante el juvenil Martinelli, quien condujo el esférico desde su propia mitad de cancha, aprovechó el resbalón de N’Golo Kanté y definió de gran manera en el mano a mano frente a Kepa Arrizabalaga.

Luego del empate, el español Mikel Arteta movió sus piezas desde el banquillo para intentar defender el valioso punto que estaba consiguiendo con un hombre menos, sin embargo, en el 84, Azpilicueta remató un centro a quemarropa para finalmente vencer a la muralla en la que se había convertido Leno.

La alegría apenas duró tres minutos, pues Bellerín se encontró con un balón en la banda derecha, recortó hacia su pierna izquierda y sacó un disparo que botó antes de llegar al arco, situación que hizo estéril la estirada de Kepa.

Ahora, ambas escuadras deberán enfocarse en sus respectivos duelos que tendrán por la cuarta ronda de la FA Cup, torneo en el que pondrán sus esperanzas de conseguir un título en la presente temporada.

 

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta