Más de 2 mil migrantes hondureños cruzaron el río Suchiate, que separa Guatemala de México, después de rechazar la oferta del Gobierno mexicano de recibirlos cumpliendo los requisitos establecidos en la Ley Migratoria.

Al lugar llegaron elementos de la Guardia Nacional para tratar de contener el paso de los migrantes, pero estos fueron agredidos con piedras.

Petición al Gobierno mexicano

Esta mañana, la “Caravana de la Esperanza, Dios es Amor 2020” partió la madrugada del lunes de Tecún Umán, Guatemala, a donde se replegaron el sábado, porque la Guardia Nacional no les permitió ingresar de forma violenta e ilegal a suelo mexicano.

En los límites de ambos países leyeron un pequeño mensaje dirigido al presidente de la República pidiéndole que los deje pasar.

“Nos dirigimos a usted para presentarlo a su persona, al gobierno y al pueblo de México, que las personas de la caravana del migrante somos personas honestas, trabajadoras, y venimos de una forma pacífica a dialogar con el gobierno y llegar a un acuerdo donde todos los miembros de la caravana seamos beneficiados con el permiso de movilizarnos libremente por tierras mexicanas”, mencionó un integrante de la caravana ante los medios de comunicación.

«Deberán cumplir con la Ley»

Tres horas después, el gobierno mexicano respondió que los extranjeros, al accesar a territorio nacional, deberán cumplir con los requisitos establecidos en la ley de Migración.

Los invitó a pasar la frontera territorial de México en orden para su registro y resolver cada una de las peticiones.

Esta respuesta no gustó a los migrantes por lo que decidieron cruzar el río Suchiate hacia territorio nacional.

Guardia Nacional repliega a migrantes

Elementos de la Guardia Nacional replegaron a migrantes que cruzaron el río Suchiate hacia México, desde la ciudad de Tecún Umán, Guatemala.

Después de las 11 de la mañana, más de 2 mil migrantes, en su mayoría hondureños, cruzaron el río, luego de no aceptar la respuesta del Gobierno mexicano.

Los centroamericanos se enfrentaron a elementos de la Guardia, quienes lanzaron piedras en contra el personal de seguridad.

Esta nota originalmente se publicó en El Sol de México

Compartir

Dejar respuesta