Tiempodigital.mx

La tercera semana de enero inicia con cuatro ejecutados en Ciudad Ixtepec y Cuenca del Papaloapan, mientras que el pasado fin de semana ocurrieron ocho ejecuciones en diversas regiones de Oaxaca, entre ellos un funcionario de la Fiscalía General de Justicia del Estado (FGJE), hecho lamentable ocurrido en Tuxtepec.

Esta mañana sobre un camino de terracería que conduce a la Laguna Encantada de Ciudad Ixtepec se reportó el hallazgo de un cadáver atado de pies y manos con el tiro de gracia en la cabeza. Se considera que el desconocido fue asesinado en otro lugar y su cadáver arrojado sobre el camino de terracería en el Barrio Picacho de la Quinta Sección de Ixtepec.

Mientras que en San Miguel Soyaltepec, Temascal, Tuxtepec, la mañana de este lunes fueron hallados tres ejecutados a la altura de la Comunidad de Las Pilas, a unos metros del letrero que da la bienvenida a territorio oaxaqueño, limítrofe con Veracruz.

Las redes sociales dieron cuenta que los cuerpo de los tres hombres estaban maniatados, algunos amordazados y con visibles huellas de tortura.

Se cree que fueron arrojados en la zona donde por lo regular se ha convertido en el tiradero de cuerpos del crimen organizado, a metros del puente río Amapa, afluente que divide a Oaxaca con Veracruz. Dos de los tres cadáveres eran jóvenes con tatuajes.

El pasado fin de semana fue violento en la entidad al ocurrir ocho ejecuciones en diversas regiones, entre ellos un funcionario de la Fiscalía General de Justicia del Estado (FGJE) sin que se haya reportado la detención de los presuntos homicidas de estos hechos de sangre ocurridos en Cuenca, Cañada, Costa e Istmo.

El sábado, la tragedia asomó muy temprano, en Tuxtepec en donde fue ejecutado el Subdirector de Servicios Periciales en la Vicefiscalía Regional de Tuxtepec, Christian Soto Palma.

Poco antes de las nueve de la mañana se escucharon fuertes detonaciones de arma de fuego en el estacionamiento de la tienda Chedraui, donde posteriormente se localizó el cadáver de Soto Palma en el interior de su vehículo.

El domingo, el cadáver de quien fuera funcionario de la Fiscalía arribó a su natal Ocotlán de Morelos en donde será sepultado en las próximas horas.

También el sábado, en la carretera que va de Jalapa de Díaz a Huautla de Jiménez, fue ejecutado Jorge Julio Rosas, de 34 años, conductor de una camioneta de carga ligera quien era originaria de Santo Domingo del Río, del municipio de San Pedro Teutila.

El cadáver fue encontrado en el interior de una camioneta pasajera de la marca Nissan. El hombre tenía un disparo en la cabeza.

Mientras que en San José del Progreso, Villa de Tututepec, fueron asesinadas a balazos dos personas y heridas tres más.

Las víctimas, que quedaron a la orilla de la carretera federal 200, respondían en vida a los nombres de Galdino H. M., de 42 años de edad, y su sobrino Misael H. E., de 23 años.

Los lesionados fueron identificados como ángel A. s., de 55 años de edad; Ana D. a., de 23 años, y José Guadalupe t. P., de seis años, quienes fueron trasladados a un hospital.

En Santa María Xadani, Juchitán, fue hallado un cuerpo decapitado; la cabeza se encontraba a unos 60 metros. Fue identificado como Luciano Pérez, de 60 años de edad, y aún se desconocen los motivos del crimen.

En Oaxaca de Juárez fue rescatado un cadáver en estado  de putrefacción en las riberas del río “Atoyac”. No se sabe que le produjo la muerte.

En Salina Cruz, este domingo, el taxista del sitio “Solidaridad” identificado por sus familiares como Jorge Alberto Reyes Méndez, de 49 años, fue ejecutado a un costado de las vías del ferrocarril en la colonia Jesús Rasgado.

Reyes Méndez pertenecía a la organización de transportistas Catem y manejaba la unidad 253 con placas de circulación 74-44 JSK del estado de Oaxaca, en cuyo interior fue hallado recostado sobre su costado derecho, detrás del volante y con un disparo a la altura de la sien izquierda. Se ignora la identidad de él o los autores.

En Putla Villa de Guerrero, fueron asesinadas también el domingo Luisa Patricia S.J., de 51 años y su hija Laura R.S., de 23. El hecho ocurrió en un domicilio localizado en Gardenias, del Fraccionamiento Bosques de las Lomas. Se ignoran las causas de este doble homicidio.

Compartir

Dejar respuesta