Cientos de centroamericanos que viajan en caravana se lanzaron este lunes a cruzar el río Suchiate, en la frontera entre Guatemala y México, mientras Guardias Nacionales los repelían con gases lacrimógenos, constató una periodista de la AFP.

Los migrantes llegaron en la madrugada al cruce fronterizo y pidieron a agentes migratorios paso libre por México en su intento por llegar a Estados Unidos, pero ante la falta de respuesta se lanzaron al río desde la localidad guatemalteca de Tecún Umán.

La agencia Reuters también reportó que varios centroamericanos se enfrentan con piedras al contingente de la Guardia Nacional en México.

Cientos de migrantes están intentando cruzar el Suchiate, por donde apenas hay agua, frente a la atenta vigilancia de miembros de la Guardia Nacional, que aguardan del lado mexicano y buscan detener el flujo migratorio.

Según constató Efe sobre el terreno, algunos de ellos ya están logrando cruzar hacia el lado mexicano, sin que las autoridades mexicanas puedan contener por completo el flujo.

“Por el puente o por el río, no hay miedo; ya estamos acostumbrados a la represión; en tu país te reprimen, te golpean siempre es así”, dijo Edwin Chávez, un joven de 19 años de Tegucigalpa.

Entre gritos e incluso algunos fuegos artificiales, los migrantes comenzaron a cruzar las aguas bajas del río.

Del lado mexicano, un centenar de guardias nacionales equipados con equipo antimotines estaban en alerta sobre el puente que el sábado tuvo que cerrarse por un intento masivo de cruce que solo se saldó con empujones y algunos golpes, pero sin heridos.

Una gran caravana de centroamericanos se preparaba el lunes para cruzar de Guatemala hacia México, el más reciente desafío a la promesa de ambos gobiernos de ayudar a Estados Unidos a contener la migración.

El presidente estadounidense, Donald Trump, ha lanzado amenazas económicas a México y a los países centroamericanos si no logran frenar los flujos de migrantes, lo que ha resultado en una serie de acuerdos destinados a albergar a quienes huyen de la violencia y pobreza rumbo al norte.

Los migrantes cruzaron a México en pequeños grupos durante el fin de semana luego de que funcionarios de seguridad mexicanos bloquearon el avance de los centroamericanos. La mañana del lunes, tras entonar una oración, más de 3 mil migrantes se dirigieron al puente fronterizo.

México ha ofrecido trabajo a los migrantes en el sur de su territorio, pero aquellos que no lo acepten o soliciten asilo no recibirán salvoconductos hacia Estados Unidos, dijo la Secretaría de Gobernación.

SALEN DE EL SALVADOR

Una caravana migrante de cerca de 60 personas partió este lunes de la capital de El Salvador rumbo a Estados Unidos. Los salvadoreños se concentraron desde la madrugada en la Plaza al Divino Salvador del Mundo, en San Salvador.

Los migrantes pretenden sumarse a la caravana de hondureños que partió hace una semana y que se encuentra en la frontera entre Guatemala y México.

El grupo, en el que se observan pocas mujeres y algunos niños, comenzó su recorrido a pie por las principales calles de la capital salvadoreña y se desconoce la frontera por la que tratarán de ingresar a Guatemala para seguir rumbo a México.

Caravana migrante envía carta a AMLO para pedir permiso de ingresar a MéxicoEn cadena humana, caravana migrante llega a puente fronterizo Guatemala- México

Reportes de la prensa local indican que durante la madrugada las autoridades de seguridad detuvieron a uno de los organizadores de la caravana.

Los medios también informaron que un grupo de 10 personas desistió de viajar de manera irregular a Estados Unidos y fueron devueltos a sus hogares en transporte estatal.

Esta es la primera caravana que intenta salir del país en 2020 y durante la administración de Nayib Bukele, quien se ha comprometido con frenar la migración irregular y ha estrechado lazos con Estados Unidos.

En enero de 2019, más de 140 salvadoreños en caravana cruzaron la frontera de La Hachadura, que conecta con Guatemala, siguiendo los procedimientos legales.

En el puente fronterizo Rodolfo Robles, representantes de la caravana entregaron un mensaje a las autoridades mexicanas en el que piden al presidente Andrés Manuel López Obrador responder en tres horas a su petición de libre tránsito, aunque descartaron romper el orden de manera posterior.

Este grupo de migrantes salió el miércoles pasado hacia la frontera con Guatemala, como parte de una caravana que se dirige hacia Estados Unidos después de una convocatoria en redes sociales.

 

Esta nota originalmente se publicó en El Universal

Compartir

Dejar respuesta