Oaxaca.- Este estado del país no solo es un polo cultural, artístico y artesanal, sino que es el lugar donde se gesta el primer avión militar diseñado en su totalidad por mexicanos, que promete no solo ser más barato, sino tener mejoras tecnológicas.

Raúl Fernández, director general de Traylfer, dijo en entrevista con La Jornada que este aeroplano ha sido desarrollado 100 por ciento con tecnología mexicana, pues si bien en los años 60 se producían aeronaves en el territorio mexicano, estas no eran de diseño propio, sino una copia de una avioneta tipo Cesna.

Comentó que para su mala fortuna se cayeron esos aeroplanos, por lo que se dejaron de manufacturar.

Sin embargo, Oaxaca Aerospace, empresa filial de la armadora de tanques y otro tipo de remolques como salas de proyección, busca dar un giro en esta entidad del sur de México, pues gracias al software de computación que existe en la actualidad, han tenido la posibilidad de crear un avión que tendrá un costo de 3 millones de dólares, monto 70 por ciento inferior al precio de otras aeronaves que se producen en el mundo.

“Nosotros tenemos software de diseño aerodinámico que nos permite actualizarnos a nivel mundial. Ahora el diseño es original, no es parecido a ningún otro”, asentó.

Sostuvo que el aeroplano de uso militar tiene muchas ventajas técnicas a diferencia de los demás que existen en el mercado, que son diseños de los años 50 y 60, pero modificados, mientras que el creado por Oaxaca Aerospace es de “una nueva generación”.

De acuerdo con el directivo, los aeroplanos de tipo militar que existen cuestan hasta 11 millones de dólares y consumen 60 galones de turbosina por hora, mientras que el avión de ataque ligero P-400T no solo cuesta menos, sino que gasta solo 15 galones de combustible por hora e incluso puede hacer vuelos de noche, algo que otros de su mismo tipo no pueden si no tienen las tecnología necesaria.

Fernández detalló que la empresa tiene un convenio de colaboración con la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), pues Oaxaca Aerospace no puede colocar armamento en la aeronave, ya que solo es algo que le corresponde al Estado mexicano.

Agregó que el avión de ataque ligero cuenta con una hélice que ayuda para el despegue y también para que siga volando en caso de que se presentara alguna falla.

Adelantó que por lo pronto Oaxaca Aerospace busca inversionistas, aunque espera que para2022 el avión ya se produzca en serie, y si bien comentó que puede ser adquirido por varios países, el mercado objetivo serán las economías en desarrollo como Tailandia, pues el mantenimiento también es más accesible.

 

Esta nota se publicó originalmente en La Jornada

Compartir

Dejar respuesta