El alcalde de Zirándaro, Guerrero, Gregorio Portillo, dijo que tras los enfrentamientos de ayer entre integrantes de La Familia Michoacana, Cártel Jalisco Nueva Generación y autodefensas, hay 10 personas desaparecidas de la comunidad de San Rafael y dos muertos.

«Logramos identificar a dos personas sin vida que pertenecen a la población de San Rafael… no conocemos el número de muertos pues los criminales se llevan los cuerpos», dijo en entrevista con Azucena Uresti para Grupo Fórmula.

Agregó que Zirándaro sólo cuenta con 28 policías, por lo que resulta imposible enfrentar a estos grupos del crimen organizado ya que no se cuenta con la capacidad para hacerles frente.

«No tenemos la capacidad para hacerles frente ni el municipio, ni el estado, mi la federación; el fenómeno nos ha rebasado y la única forma de enfrentarlo es con la coordinación», mencionó.

Respecto a los ataques dijo que supone que los grupos entran a las comunidades en búsqueda de integrantes del cártel rival para acabar con ellos.

Detalló que, al parecer, el enfrentamiento se dio en un lugar previo a la población de San Rafael, a la cual posteriormente ingresaron.

Dijo que en la población de San Rafael hay 900 personas de las cuales 10 están desaparecidas y por ahora sólo cuatro familias de ancianos se encuentran ahí, ya que no pueden moverse.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta