MOSCÚ.

El primer ministro de Rusia, Dimitri Medvedev, anunció que todo el gabinete renunció a sus cargos, luego de que el presidente Vladimir Putin propuso un paquete de reformas políticas.

«Nosotros, como gobierno de la Federación de Rusia, tenemos que dar al presidente de nuestro país los medios de tomar todas las medidas que se imponen. Es por ello que el gobierno en su composición actual presenta su dimisión”, afimó Medvedev, acompañado de Putin, en un mensaje transmitido por la televisión estatal.

El mandatario agradeció a Medvedev por sus servicios, pero destacó que el gabinete no ha cumplido todas las metas establecidas.

Agregó que el expremier obtendría un nuevo puesto como vicepresidente del Consejo de Seguridad adscrito a la presidencia.

Ayer, en su discurso anual, Putin propuso una serie de reformas de la Constitución para dar más poderes al Parlamento, de cara a su salida del poder en 2024.

Se trata del mayor cambio político en el país desde la Constitución de 1993.

Las propuestas de reformas buscan también reformar los poderes de los gobernadores regionales.

Además, se prohíbe a los miembros del gobierno y a los jueces tener permisos de estadía en el extranjero y obligar a todo candidato a haber vivido los últimos 25 años en Rusia.

Sin embargo, pese a estas modificaciones, Vladimir Putin, cuyo actual mandato termina en 2024 y que según la legislación actual no tiene derecho a postularse, subrayó que Rusia debía mantener  un sistema presidencial.

«Rusia debe permanecer como una república presidencial fuerte. Es por ello que el presidente, por supuesto, conservará el derecho de establecer las misiones y prioridades del gobierno”, advirtió.

Actualmente, las dos cámaras parlamentarias están dominadas por fuerzas cercanas al mandatario y no se oponen a la voluntad del Kremlin.

El presidente descartó buscar un tercer periodo para gobernar. Y sostuvo que se mantendrá el sistema presidencial que encabeza hace 20 años.

Tras calificar que su país es una nación “madura” Putin afirmó que se trata de un cambio significativo.

LA ERA MEDVEDEV

Dimitri Medvedev se convertirá en vicepresidente del Consejo de Seguridad ruso.

Ayer, explicó su partida por la necesidad de darle al presidente de su país “los medios para tomar todas las medidas que se imponen”.

En el momento de su partida, su popularidad se ubica en menos de 30 por ciento, mientras que Putin reporta 70 por ciento de aprobación popular.

Medvedev ocupó entre 2008 y 2012 las funciones de presidente. Posteriormente, cedió el cargo debido a restricciones constitucionales, y él se colocó como jefe del gobierno. En 2012, intercambió su cargo con Putin.

Para el internacionalista Rainer Matos Franco. el anuncio es sorpresivo, e impredecible.

«Todo indica que se intensificará el trabajo del partido, de Rusia Unida de cara a las legislativas del próximo año. Al apostarle todo al partido se busca que en la sucesión no se desarticule el mismo. Evitar la atomización de Rusia Unida, cuyo único núcleo es Putin. Y que los cambios van hacia allá: repartir poder”, dijo el doctorante en Historia global de los imperios por la Higher School of Economics de San Petersburgo.

DESIGNAN NUEVO PREMIER

Tras la renuncia del expremier ruso Dimitri Medvedev, el presidente Vladimir Putin designó a Mijail Mishustin como primer ministro del país.

Es originario de Moscú y dirige desde hace diez años el servicio de recaudación de impuestos.

Apreciado por Putin, el alto funcionario se mostró en varias ocasiones a su lado, apareció jugando  hockey sobre hielo con él, uno de los deportes favoritos del presidente.

Además, es miembro del consejo de supervisión del club de hockey de CSKA Moscú, en un partido de gala en el que participa el presidente ruso cada año en Sochi.

Mishustin organizó la reestructuración del fisco.

Para el politólogo ruso Stanislav Belkovski, Mishustin es un personaje de bajo perfil y no estuvo en las opciones para ocupar un cargo en el Kremlin.

“Putin vuelve al viejo esquema y Mishustin se ajusta perfectamente a los parámetros: no debe ser una figura política de relieve ni ser del gusto de Occidente”, afirmó al diario español ABC.

Hoy está programada la ratificación del nuevo premier en el Parlamento.

 Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta