La honestidad trae recompensas… pero a veces llegan de formas inesperadas. Como en el siguiente caso.

Todo comenzó cuando un hombre que vive en la localidad de Rafaela, Santa Fe, Argentina, iba hacia su trabajo. Durante el trayecto unos papeles llamaron su atención, por lo que se detuvo para examinarlos.

Su sorpresa fue que eran cheques que sumaban alrededor de dos millones de pesos argentinos (poco más de 620 mil de los mexicanos), la mayoría al portador.

Foto: TN Noticias

 

A pesar de que está por perder su trabajo y podía ir a cobrarlos, Luis Sphan prefirió ser decente y devolverlos a la empresa de herramientas a la cual pertenecían. Al parecer, se los habían dado a una comisionista que los perdió.

«Estaban muy sorprendidos cuando se los regresé”, contó Sphan, quien trabaja como subcontratista para una empresa de telefonía.

Foto: TN Noticias

Los propietarios le preguntaron si quería llevarse una herramienta por su buen gesto, pero él dijo que no. No obstante, una empleada apareció con una pala y se la dio.

«Me lo tomé bien, como una anécdota”, dijo antes de que su caso se viralizara.

 

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta