Las papas fritas son un producto que a la mayoría nos encanta, pues puede combinarse con varios alimentos. Sin duda, son una gran guarnición para, por ejemplo, una buena hamburguesa.

Pero, ¿alguna vez te has preguntado sus propiedades y lo que hay detrás de ellas? ¡Sigue leyendo!

FOTO: Pixabay /DCortezPhotography

Se piensa que por el hecho de ser un alimento congelado está lleno de aditivos malos para la salud. Claro, tienen un añadido del 15% de sal, pero también resultan ser buenas en otras cosas.

FOTO: Pixabay /kgberlin

Por ejemplo, son increíblemente bajas en colesterol, también aportan vitaminas, hidratos de carbono y minerales necesarios para el cuerpo.

Es importante mencionar que la mejor manera de freírlas es utilizando aceite de oliva, escurrirlas y agregar poca sal.

FOTO: Pixabay /hansbenn

En otras noticias, el protocolo para vender papas fritas congeladas exige a las empresas a hacer una elección minuciosa del producto que se necesita para producirlas.

Las papas o patatas deben estar en buen estado, limpias y perfectas para su consumo, si no cumplen con estos requisitos, ¡no pueden ser utilizadas para este fin!

FOTO: Pixabay /hansbenn

Es de suma importancias resaltar que deben consumirse con moderación y no caer en excesos que puedan dañar a tu salud.

FOTO: Pixabay /cegoh

Ahora que sabes un poco más acerca de las papas fritas congeladas y lo que son en realidad, ¿qué opinas?

 Esta nota originalmente se publicó en

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta