Star Wars: El ascenso de Skywalker ha marcado el final de una era, pero aparentemente no el de la saga Skywalker. Aunque supone el desenlace de la última trilogía, el verdadero final para la trama llegará con Las Guerras Clon, que estrenará su última temporada en 2020.

La serie de animación, que tiene lugar entre El ataque de los clones y La venganza de los Sith, incluirá un importante capítulo de la vida de Anakin, cerrando así definitivamente la historia Skywalker.

La saga Skywalker no se lanzó cronológicamente y la primera película de la franquicia es en realidad la cuarta. Si bien El ascenso de Skywalker concluye efectivamente la saga, todavía hay algunos espacios en blanco cruciales en la narración que las historias futuras podrían explicar.

Por lo tanto, decir que la saga realmente termina es inapropiado, especialmente teniendo en cuenta la forma en que las series y las películas pueden ilustrar más detalles entre trilogías.

Anakin es una figura central de Las Guerras Clon. De hecho, podría muy bien ser una de las figuras más importantes, ya que uno de los principales conflictos de la serie es entrenar a Ahsoka como su Padawan. La serie trata sobre cómo Anakin pasa de ser el adolescente agresivo de El ataque de los clones al Jedi maduro de La venganza de los Sith.

Para muchos, Las Guerras Clon pone en contexto la mayor parte de la trilogía precuela. Varios Maestros Jedi que aparecen durante segundos en la película se desarrollan de manera más amplia a lo largo de la ficción. Durante el segmento de la Orden 66 de La venganza de los Sith aparecen innumerables Jedi que para los fans de la serie no pasan desapercibidos: a todos se les da un nombre y una historia.

Esto ocurre también con Anakin. Dado el desarrollo del personaje a lo largo de la serie, da la impresión de que ofrece un desarrollo más natural hasta su caída en desgracia como Darth Vader. Las Guerras Clon sirvieron como un capítulo vital de la saga Skywalker porque ayudó a completar el viaje del personaje.

El final de Las Guerras Clon podría ofrecer un contexto que cambie la forma en que se percibe el final de la trilogía. Sin embargo, más que eso, también podría ayudar a desarrollar las entregas posteriores de la saga.

 Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta