Mark Esper, Secretario de Defensa de Estados Unidos

CIUDAD DE MÉXICO.

Estados Unidos no tiene evidencia de que el general iraní Qasem Soleimani planeara atacar cuatro embajadas estadunidenses, admitió el secretario de Defensa de Estados Unidos, Mark Esper.

Con lo cual refutó la explicación del presidente Donald Trump para abatir al militar de Oriente Medio el pasado dos de enero en Bagdad, Irak.

“El presidente no citó una prueba en concreto, y yo no he visto ninguna, en lo que a las cuatro embajadas se refiere”, declaró Esper en una entrevista con el programa televisivo Face The Nation, de la cadena de noticias CBS News.

No obstante, el titular de Defensa afirmó que está de acuerdo con el jefe de Estado sobre la probable teoría de que los iraníes fueran a atacar las embajadas.

En tanto, el jefe de los Guardianes de la Revolución, de Irán, Hossein Salami, compareció ante el Parlamento de su país.

Esto luego de que las autoridades admitieron que el avión ucraniano fue derribado por error por un misil iraní la semana pasada, en un incidente en el que murieron 176 personas.

El presidente del Parlamento, Alí Larijani, instó a las comisiones encargadas de la seguridad y de la política extranjera que examinen este “grave incidente”.

Además, exigió plantear acciones que eviten que se vuelvan a producir este tipo de incidentes.

Ayer por la mañana, el presidente Trump publicó un mensaje en persa en su cuenta de Twitter.

“Mensaje a los líderes de Irán: No maten a los manifestantes. Miles han sido asesinados o encarcelados y el mundo está observando. Y más importante, Estados Unidos está observando. Recuperen el internet y permitan a los periodistas moverse libremente. Dejen de matar al gran pueblo de Irán”, expresó.

Como respuesta, el vocero del ministerio iraní de Relaciones Exteriores, Abbas Mousavi, destacó que las manos y las lenguas manchadas con amenazas no tienen derecho a contaminar el antiguo lenguaje persa.

Tras la toma de la embajada de Washington en Bagdad, Trump ordenó asesinar al general Qasem Soleimani.

Irán respondió con 22 misiles contra la base aérea iraquí de Ain al Asad.

Otra agresión iraní

BAGDAD.— Al menos ocho cohetes impactaron la base militar iraquí de Balad, donde se encuentran soldados estadunidenses, reportaron fuentes militares de Irak.

En el ataque, a unos 80 kilómetros de Bagdad, al menos cuatro soldados iraquíes resultaron heridos, pese a que la mayoría de las tropas ya habían dejado el recinto.

Fuentes del ejército iraquí aseguraron que los explosivos cayeron en una pista de despegue y aterrizaje, un área de poco tránsito.

Por ese motivo, no se registraron daños severos entre los elementos que estaban dentro de las instalaciones.

De acuerdo con un reporte de la cadena CNN, la base aérea fue atacada con cohetes tipo Katyusha, los mismos que se utilizaron en la agresión de la semana pasada.

El sábado, cientos de iraníes protestaron contra el gobierno, que admitió el derribo del avión Ukrainian Airlines, en el que 176 personas murieron.

El lanzamiento de misiles, que provocaron la caída de la aeronave, fueron en respuesta al asesinato del general Qasem Soleimani.

 Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta