TAPACHULA, Chiapas

Un grupo de habitantes del ejido Faja de Oro del municipio de Cacahoatán, prendieron fuego a un supuesto homicida de nombre Alfredo Miranda, a quien los pobladores acusaron de haber secuestrado, violado y decapitado a la niña Jarid Cinco de apenas 6 años de edad. El cuerpo de la menor apareció esta mañana en las inmediaciones del centro de la población.

Policías estatales preventivos, agentes del Ministerio Público, así como peritos de criminalística, acudieron a levantar el cadáver de Jarid Cinco, localizado cerca de la vivienda del supuesto homicida.

Ante la situación los pobladores enardecidos, sacaron por la fuerza de su vivienda a Alfredo Miranda aparentemente para entregarlo a la policía, sin embargo, decidieron quemarlo.

La niña Jarid Cinco, había sido reportada por sus padres como desaparecida desde el pasado 9 de enero por la tarde.

A su vez, la Fiscalía General del estado abrió una carpeta de investigación para proceder a las investigaciones y deslindar responsabilidades.

 Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta