REINO UNIDO.

El príncipe Harry y su esposa Meghan Markle anunciaron este miércoles que abandonarán sus funciones de primer rango como miembros de la familia real británica para pasar más tiempo en Estados Unidos.

«Tenemos la intención de retirarnos como miembros de primer rango de la familia real y trabajar para adquirir independencia financiera, sin dejar de apoyar plenamente a Su Majestad la Reina», explicó el histórico comunicado del Palacio de Buckingham.

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta