En franco reto a las autoridades, maestros del nivel de Educación Indígena, de la Sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), bloquean este lunes los cruceros de la ciudad hasta convertirla en un caos que afectan a ciudadanos de a pie y a los que conducen sus automóviles.

Los profesores impiden el paso con autobuses urbanos que secuestraron; ellos mismos como “vallas humanas”, así como cuerdas.

El sector norte de la ciudad, es decir, la colonia Reforma y colonias aledañas se encuentran afectadas y los automovilistas buscan de manera desesperada rutas alternas para poder llegar a sus destinos.

Lo mismo ocurre con las personas de la tercera edad, madres de familia que fueron por sus hijos a la escuela y ciudadanos, los cuales caminan por las calles porque no hay autobuses urbanos en la zona, tampoco taxis pues los cruceros más importantes están bloqueados.

“Vayan a bloquearle la casa de su abuela”,  dijo una mujer de la tercera edad a los maestros que bloqueaban el crucero del ADO.

Una mujer que se movía con el apoyo de una andadera, en Pino Suárez y Héroes de Chapultepec, espetó: “¡Mira!, no pensé que estaban bloqueando los hijos de AMLO; son unos parásitos”.

Los profesores impiden el paso vehicular en el crucero de la terminal de ADO, Amapolas y Héroes de Chapultepec, además de la calle de Derechos Humanos y Manuel Ruiz con Héroes de Chapultepec así como el crucero del estadio de béisbol.

De la misma forma, otro grupo acordonó el Congreso local, como parte de sus actos de presión que estarán llevando a cabo durante 72 horas como fue acordado en su asamblea.

La medida provoca un severo caos vehicular en esta zona de la ciudad, en donde los automovilistas buscan vías alternas para poder llegar a sus destinos.

Compartir

Dejar respuesta