Los Guardianes de la Revolución de Irán respondieron en la noche del martes al asesinato del general Qasem Soleimani con un ataque con «decenas de misiles» contra una base aérea en Irak utilizada por tropas estadounidenses, anunció la TV estatal iraní.

De acuerdo con PressTV -cadena iraní de información en inglés-, Irán «confirma haber atacado la base en Irak con decenas de misiles» y amenazó con «más respuestas devastadoras» en caso de cualquier reacción estadounidense.

Mientras tanto, la AP informó que no le fue posible contactar a las fuerzas estadounidenses para que dieran sus comentarios. Stephanie Grisham, secretaria de prensa de la Casa Blanca, dijo que el presidente Donald Trump está al tanto de los reportes.

«El presidente ha sido informado y está monitoreando la situación muy de cerca y consultando con su equipo de seguridad nacional”, señaló.

La base Ain Assad se ubica en la provincia occidental iraquí de Anbar. Las tropas de Estados Unidos la utilizaron por primera vez después de su invasión en 2003 en la que fue derrocado el dictador Saddam Hussein, y posteriormente volvieron allí para combatir al grupo Estado Islámico en Irak y Siria.

Al operativo se le llamó “Mártir Soleimani”, añadió la televisora iraní. La división aeroespacial de la Guardia Revolucionaria, que controla el programa de misiles de Irán, lanzó el ataque. Teherán señaló que divulgará más información posteriormente.

 

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta