Monterrey se quedó con el tercer lugar del Mundial de Clubes tras vencer a Al Hilal por la vía de los penales (4-3), en tiempo regular finalizaron 2-2 en el Estadio Internacional Khalifa.

El cuadro árabe se puso adelante en el marcador, luego de un servicio en el área que conectó de “palomita” el capitán Carlos Eduardo al 35’.

Los Rayados sufrieron con las descolgadas por las bandas, pero el Al Hilal no pudo definir.

En el segundo tiempo, Monterrey emparejó los cartones por conducto de Arturo González, que aprovechó un servicio de cabeza para rematar de la misma forma al 55’.

Cinco minutos después, en un contragolpe, una apertura por el sector izquierdo dejó en buena posición a Ángel Zaldívar para que mandara un servicio al corazón del área, donde Maximiliano Meza tuvo una perfecta recepción dirigida y definió a poste contrario.

Bafetimbi Gomis entró al 60’ y seis minutos después emparejó los cartones con un remate de cabeza, que alcanzó a desviar el portero Luis Cárdenas, pero no lo suficiente.

Los minutos finales fueron un dolor de cabeza para los Rayados. Al 90+2’, Maximiliano desvió un servicio y estuvo cerca de hacer un autogol. En la siguiente jugada, Gomis tuvo una doble oportunidad, pero careció de contundencia.

En la tanda de penales, el arquero Luis Cárdenas se convirtió en el héroe de Monterrey, al atajar dos tiros y hacer el efectivo el último disparo.

 

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta