El arzobispo de Antequera Oaxaca, Monseñor Pedro Vásquez Villalobos, encabezó el inicio del Año Jubilar por el aniversario 400 de la aparición de la Virgen de la Soledad en Oaxaca.

Al mediodía de este domingo, abrió la Puerta Santa en la Catedral Metropolitana de la Ciudad de Oaxaca, para perdonar los pecados a los oaxaqueños.

Previo, encabezó una procesión del templo de La Sangre de Cristo y que concluyó con la celebración eucarística, a las 12 horas en la Catedral.

Recordó que, el Papa Francisco concedió que 2020 sea un año de jubileo que inicia este domingo.

“Es un año de gracia, de crecer en santidad, en el que tenemos que crecer en el amor a Dios y en el amor a la madre de Dios, ustedes y yo tenemos que reconciliarnos con Dios para que toda esa gracia que él nos concede la podamos aprovechar”, señaló en un mensaje difundido a la feligresía.

Compartir

Dejar respuesta