Decenas de miles de anuncios políticos desaparecieron del archivo público de Facebook, menos de 48 horas antes de las elecciones generales británicas, lo que plantea nuevas preguntas sobre las medidas que se introdujeron para abordar las preocupaciones de transparencia en la publicidad política en línea.

Facebook introdujo la biblioteca de anuncios luego del escándalo de Cambridge Analytica que provocó inquietudes sobre la forma en que las campañas políticas pueden utilizar la plataforma de redes sociales para dirigirse e influenciar a los votantes en las elecciones.

La versión británica de la biblioteca empezó a funcionar en octubre de 2018, lo que significa que para la votación del jueves fue la primera vez que estuvo disponible ese tipo de información en línea de publicidad política.

El 5 de diciembre, la biblioteca de anuncios de Facebook, que incluye anuncios que se mostraron en su filial para publicar mensajes y fotografías, Instagram, mostró un total de poco menos de 180 mil anuncios que se clasificaron como políticos en Gran Bretaña desde octubre de 2018. Pero el martes esa cifra cayó repentinamente en una tercera parte, a menos de 120 mil anuncios.

Facebook no quiso decir qué provocó ese problema, o si los datos de los anuncios se perdieron irremediablemente o si podrían recuperarse. Pero un portavoz de la compañía dijo: “Estamos al tanto de que la gente tiene problemas para tener acceso a los anuncios en la biblioteca de publicidad, y estamos trabajando para solucionarlo tan pronto como sea posible”.

La desaparición de anuncios del archivo significa que actualmente no es posible estimar qué tanto gastó cada partido en los últimos días cruciales de la campaña electoral.

Los partidos principales consideran internet como un campo de batalla clave en las elecciones y gastaron cientos de miles de libras para publicar anuncios en Facebook e Instagram desde principios de noviembre.

Rasmus Kleis Nielsen, director del Instituto Reuters para el Estudio del Periodismo de la Universidad de Oxford, calificó la pérdida de datos de Facebook como “muy problemática” y afirmó que “es un ejemplo de los problemas que tenemos en torno a la relativa falta de transparencia en las campañas políticas en línea”.

“El problema sistémico más general , me parece, es una cuestión de políticas y regulación, y es por qué los políticos del Reino Unido no han hecho nada significativo para proteger la integridad de nuestras elecciones”, agregó.

La desaparición de los anuncios del archivo de Facebook se produjo un día después de que se criticó a los grupos de redes sociales por ayudar a difundir dudas sobre la autenticidad de una fotografía de un niño de cuatro años de edad que tuvo que dormir sobre abrigos en el piso en un hospital en Leeds.

A pesar de que el director ejecutivo de la Leeds General Infirmary se disculpó con los padres del niño, un gran número de cuentas de Facebook y Twitter compartieron la publicación afirmando que la fotografía de Jack Williment-Barr era un montaje.

La semana pasada, el FT reveló que grupos de campaña no vinculados oficialmente con ningún partido político gastaron más de 500 mil libras en anuncios de Facebook.

Los datos perdidos de Facebook no parecen limitarse a algún partido o tema en particular, se perdieron anuncios de todas las páginas de los principales partidos.

“Es realmente preocupante que una de las compañías de tecnología más grandes del mundo no pueda manejar una biblioteca de anuncios en funcionamiento dos días antes de una elección importante”, dijo Sam Jeffers, cofundador de Who Targets Me, un grupo de defensa que le da seguimiento a la publicidad política en línea.

“Justo cuando llegamos al momento crítico de las elecciones, aquí viene otra fuente de dudas sobre la esfera digital y en qué puedes confiar y en qué no”.

Causa

Los anuncios políticos que habían sido colocados en Facebook desaparecieron 48 horas antes de las elecciones británicas.

Efecto

A decir de especialistas, la desaparición implica que no se pueda estimar el gasto de los partidos en esa publicidad.

El gasto

El FT ya había revelado que grupos de campaña no vinculados oficialmente con ningún partido político gastaron más de 500 mil libras en anuncios de Facebook.

Con información de: David Blood y Cynthia O Murch

 

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta