Un total de 22 mujeres y hombre reprobaron el alcoholímetro. Como parte del compromiso que la Secretaría de Seguridad Pública de Oaxaca (SSPO) mantiene con la sociedad para garantizar la seguridad de las familias en el territorio estatal; del jueves al sábado pasado, personal de la Policía Vial Estatal implementó el Operativo Alcoholímetro, aplicando un total de 49 pruebas de alcoholemia a automovilistas particulares y operadores del servicio público de transporte.

En los dispositivos establecidos en los Valles Centrales, los Técnicos Operadores de Alcoholímetro (TOA), detuvieron a 22 conductores y conductoras, por contar con niveles de alcohol en aliento superiores a los permitidos.

 

Compartir

Dejar respuesta