En el corto plazo será difícil que México cumpla con la regla de origen en materia de acero del Tratado entre México Estados Unidos y Canadá (T-MEC), afirmó el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Carlos Salazar Lomelín.

Entrevistado al término del Consejo Nacional del CCE, el titular del organismo, señaló que es necesario que con el acuerdo se reafirme la integración comercial de los tres países para que no existan problemas para los productos mexicanos.

«Hoy tenemos reglas de origen que en el corto plazo son más difíciles de cumplir, pero no me cabe duda que en el mediano plazo nos ofrece más negocio. Tenemos que tener una mayor integración de los tres países, entonces en el corto plazo es un problema», aseveró.

El dirigente empresarial señaló que lo acordado en el nuevo tratado comercial llevará a que haya más fabricas de acero en el país. «Entonces en el corto plazo va a ser complicado; en el mediano plazo, que bueno que vamos a tener más fábricas de acero en el país», dijo.

Respecto a los paneles que se realizarán con las nuevas modificaciones al T-MEC, el sector privado no se encuentra preocupado, ya que no habrá intervención de Estados Unidos en México, solo revisiones en casos determinados en materia laboral.

«Hoy vamos a tener que cumplir con la ley, insisto en la parte laboral lo que tengamos que hacer, hay que hacerlo, ya hemos propuesto a la Secretaría del Trabajo que nosotros vayamos adelante, y que los inspectores nuestros que sean de la Secretaría de Trabajo, y que de alguna manera haga el la obligatoriedad de su cumplimiento», resaltó Salazar Lomelín.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta