El ex presidente de Bolivia, Evo Morales, agradeció al presidente Andrés Manuel López Obrador y al pueblo de México el asilo otorgado durante un mes, pues aseguró que se sintió como en casa junto a las «hermanas y hermanos mexicanos».

Tras su llegada a Argentina como refugiado,  también dijo que está «fuerte y animado» y que buscará «seguir luchando por los más humildes y para unir a la Patria Grande».

Mi eterno agradecimiento al presidente @lopezobrador_, al pueblo y al Gobierno de #México por salvarme la vida y por cobijarme. Me sentí como en casa junto a las hermanas y hermanos mexicanos durante un mes.

Morales «aterrizó recién en Ezeiza. Viene para quedarse en la Argentina, porque entra en condición de asilado y después pasará a tener la de refugiado», declaró el político.

Evo, quien abandonó su país el 11 de noviembre después de que las Fuerzas Armadas lo forzaran a dejar el cargo y recibió asilo en México, llegó al aeropuerto internacional de la localidad bonaerense de Ezeiza procedente de Cuba, donde estuvo desde la semana pasada, confirmó el ministro de Exteriores argentino, Felipe Solá.

Esta nota se publicó en Milenio

 

Compartir

Dejar respuesta