El financiamiento de autos nuevos y seminuevos en el país mantienen una tendencia negativa, con un total de 724 mil 867 colocaciones de enero a octubre, que representó una disminución de 7.6 por ciento comparado con el mismo periodo del año anterior, dio a conocer la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA).

Las colocaciones de crédito para la compra de vehículos nuevos tuvo una disminución de 9.8 por ciento y se contrasta con el número de contratos para seminuevos que incrementó en 11 por ciento de enero a octubre. Del total de autosfinanciados el 9 de cada 10 son nuevos y uno es seminuevo.

Lo anterior tiene relación con la baja en la ventas de autos nuevos que se registró en noviembre, el cual fue la más baja desde 2014.

En estos 10 meses del año se realizaron 635 mil compras de vehículos nuevos a través de un esquema de financiamiento, lo que representa una disminución de 9.8 por ciento, con respecto a 2018, lo que implica 68 mil 785 unidades menos.

De los vehículos nuevos comprados a crédito el 66.1 por ciento, fueron a través de una financiera de marca; el 30 por ciento, mediante los bancos y un 3 por ciento con esquemas de autofinanciamiento.

De acuerdo con la asociación en este periodo, se incrementó la cartera vencida a 1.91 por ciento del total de créditos, en tanto que la cartera de crédito vigente se ubica en 98.09 por ciento.

Guillermo Rosales, director general adjunto de AMDA comentó que más del 60 por ciento de los vehículos se adquieren a través de un financiamiento, que se encuentra colocado en plazos de 3 a 5 años.

Explicó que se trata de confianza con respecto de su situación en el futuro, de suestabilidad económica laboral, además de la propia perspectiva de bonanza de la economía nacional. Si se tienen dudas, con respecto al futuro de la economía se postergan las decisiones de compra de los vehículos.

“Por primera vez estamos viendo una tendencia en el mercado automotor, en la que hay un esfuerzo importante de promoción, hay un acercamiento de un gruporelevante de consumidores que ya invirtieron más de tres meses en la selección de un vehículo adecuado, acudieron a tres empresas distribuidoras, verificaron físicamente lo que habían investigado en internet, contaban con una autorización de crédito y en el momento culminante de firmar el contrato definitivo, queda en suspenso, no se toma la decisión final”, apuntó.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta