El municipio de Villagrán, Guanajuato, reforzó su seguridad luego del ataque del que fueron objeto en sus instalaciones de Seguridad Pública.

Policía estatal y Ejército mexicano acudieron al llamado de las autoridades locales.

«Desde que sucedieron los hechos nosotros solicitamos el apoyo de la Fiscalía, de Fuerzas de Seguridad Pública y el apoyo del Ejército”, señaló Mauricio García, director de Seguridad de Villagrán.

En el lugar fueron abatidos tres policías, entre ellos una mujer; uno más resultó lesionado y cinco personas fueron privadas de su libertad, entre ellas un juez calificador y una mujer policía.

Cinco patrullas y la fachada de la comandancia resultaron con impactos de arma de grueso calibre.

«Claro que por parte de los elementos de seguridad pública repelieron la agresión y desconocemos si hubo algún lesionado o alguna baja de la parte contraria”, mencionó el funcionario.

A través de varios videos, el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) se adjudicó el ataque.

«Aquí entrando a Villagrán, pura gente del señor Mencho señores…puro cuatro letras…grupo elite señores… ya llegamos hijos de su…”

De manera simultánea, quemaron un camión en el puente Sarabia, a escasos 200 metros del acceso principal a la base de la XVI región militar, esto para impedir la salida de elementos castrenses.

Esta situación se da al tiempo en que el Gobierno de Guanajuato presume que sus policías estatales serán los mejor pagados del país, mientras que algunas policías municipales son muy vulnerables.

 

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta