Una misteriosa cadena de ejecuciones de profesores en Educación Física está ocurriendo en Juchitán. La mañana de este martes fue ejecutado el profesor, Alberto Altamirano  a unos pasos de su domicilio que se ubica en la calle Independencia y callejón La ventosa, en la Segunda Sección de ese municipio.

El otro caso ocurrió el 10 de septiembre pasado cuando el cadáver del profesor Darwin T.R., fue hallado dentro de una tumba del panteón “Miércoles Santo” con el tiro de gracia en la cabeza.

Esta mañana, el profesor Alberto Altamirano  se dirigía a laborar en una escuela primaria que se ubica en el sector cuando fue atacado por un desconocido que le disparó en dos ocasiones; uno de los impactos fue directo a la cabeza.

Sus familiares no esperaron al agente del Ministerio Público, sino que se llevaron el cadáver a su domicilio.

El pasado 10 de septiembre fue hallado en una tumba del panteón “Miércoles Santo” el cadáver de un hombre con el dorso desnudo. Más tarde sería identificado como Darwin T. R., quien era maestro en Educación Física.

Se presume que el hombre habría sido ejecutado en otro lugar y su cadáver arrojado en el sepulcro abandonado. La víctima tenía su domicilio en el fraccionamiento Reforma, de Juchitán.

Compartir

Dejar respuesta