Con un voto por encima de la mayoría calificada que necesitaba, Mara Gómez Pérez fue electa por el pleno del Senado como nueva presidenta de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV), aun cuando a decir del senador independiente, Emilio Álvarez Icaza, más de medio centenar de colectivos de víctimas y de la sociedad civil enviaron cartas para rechazar la terna.

Morena defendió el perfil de Gómez Pérez, al sostener Cristóbal Arias que sí cumple con el perfil, por lo que el pleno aprobó su designación con 74 votos a favor de 109 legisladores presentes, aunque solo necesitaba 73.

Mientras que Ángeles Haces Velasco recibió 15 a favor y 20 fueron para Melba Adriana Olvera Rodríguez.

En tribuna, Arias Solís subrayó que la elección es resultado de la consulta pública realizada por la Secretaría de Gobernación en julio pasado para conformar la terna y las tres cumplían con los requisitos que establece el artículo 86 de la Ley General de Atención a Víctimas.

El morenista aseguró que se trató de un proceso responsable y transparente, tras lo cual Álvarez Icaza impugnó la elegibilidad de Mara Gómez, al insistir en que no cumple con la disposición legal de que el titular de la CEAV haya tenido acercamiento con las víctimas.

Expuso que en todo su curriculum, las fichas presentadas solo comprueban una sola función de acercamiento a las víctimas, a diferencia de las otras dos candidatas, cuya trayectoria sí comprueba que ha existido vinculación con las víctimas.

Hizo notar que la elección del titular de la CEAV es de particular importancia, porque México tiene todavía una crisis humanitaria de grandes dimensiones.

Refirió que han sido encontradas prácticamente tres mil fosas clandestinas, 35 mil cuerpos sin identificar, hay 40 mil personas desaparecidas y un número indeterminado de zonas de exterminio donde se han descuartizado, quemado o incluso puesto cuerpos humanos en materiales para disolver.

“Y, todavía, lamentablemente, hay una situación de violencia sin control que perturba gravemente la vida de todas y todos los mexicanos”.

El PRI, el PRD y panistas como Damián Zepeda manifestaron su acuerdo con la terna.

Mara Gómez es abogada egresada de la Escuela Libre de Derecho (ELD) y Doctor en Derecho con mención honorífica, por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Es autora de tres libros y más de veinte artículos académicos publicados en México, Perú, Uruguay y Colombia.

Es especialista en Justicia y Derecho Internacional de los Derechos Humanos. Durante 13 años, trabajó en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) donde fue Secretario de Estudio y Cuenta; Asesor del Presidente de la Suprema Corte; Directora General de Planeación, y Directora General de Desarrollo Interinstitucional.

En la Procuraduría General de la República (PGR) se desempeñó como Directora General de Cooperación Internacional y como Coordinadora de Asuntos Internacionales y Agregadurías.

Fue Investigadora “C” del Instituto Belisario Domínguez (IBD); investigadora invitada del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM (IIJ-UNAM), e investigador visitante en el Instituto Max Planck de Derecho Internacional Público y Comparado, en Heidelberg, Alemania.

En la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) ocupó el cargo de Visitadora Adjunta adscrita a la Segunda Visitaduría y, más tarde, en el Senado fue Subcontralora de Evaluación de la Gestión Parlamentaria en la LXIII Legislatura.

Trabajó como secretaria de Estudio y Cuenta del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), y está adscrita a la ponencia del Magistrado Felipe de la Mata Pizaña.

Con información de Silvia Arellano

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta