Con un voto a favor y 446 en contra, la Cámara de Diputados rechazó la minuta enviada por el Senado para eliminar el fuero constitucional del Presidente, quien sí podrá ser acusado no sólo por traición a la Patria, sino también por actos de corrupción, delitos electorales o cualquiera de los enlistados en el artículo 19 de la Constitución.

Los legisladores rechazaron los cambios hechos por el Senado que elimina que también a los senadores y diputados se les quite el fuero para que puedan ser juzgados por diversos delitos, y lo limita a aquellos establecidos en el artículo 19 constitucional, la ampliación de los delitos únicamente fue para el Presidente de la República.

Con ello, la minuta que reforma los artículos 108 y 111 de la Constitución fue devuelta por segunda vez al Senado, luego de ello, en caso de que los senadores la rechacen nuevamente por mayoría calificada, la propuesta no se podrá discutir sino hasta el próximo periodo de sesiones o bien, se presentará una nueva iniciativa, precisó la presidenta en turno de la Cámara de Diputados, Dolores Padierna.

Durante los posicionamientos, el legislador de Morena, Pablo Gómez rechazó las modificaciones hechas por el Senado, que dijo es parte de una construcción de privilegios que no se pueden permitir.

“Yo creo que se puede todavía, hacer una reunión en el Senado o en la Cámara, donde se prefiera para que esta cosa se entienda. Mandemos de regreso el texto al Senado y de manera informal o colateral, invitémoslos a hacer un examen que no implique intercambio de acusaciones, porque no podemos admitir lo que dijo (Óscar) Ramírez Aguilar cuando se refirió a diputados federales de Morena y nos exhortó a no traicionar los principios del movimiento, eso nos deja perplejos, nosotros estamos rechazando que nos quieran poner en una situación de nuevo privilegio que nunca en la historia lo tuvieron los legisladores mexicanos”, subrayó.

Al respecto, la diputada del PRI, María Alemán, recalcó que esta reforma constitucional no elimina el fuero al presidente de la República, únicamente amplia el catálogo de delitos por los que puede ser juzgado.

Entre los delitos por los que el Presidente puede ser juzgado, según la minuta destacan: el abuso o violencia sexual contra menores, delincuencia organizada, homicidio doloso, feminicidio, violación, secuestro, trata de personas, desaparición forzada y los determine la ley en contra de la seguridad de la nación.

El dictamen establece, sin embargo, que para proceder penalmente contra el Presidente de la República solo habrá lugar a acusarlo ante el Senado y éste resolverá con base en la legislación penal aplicable.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta