El gobierno de la Ciudad de México puso en marcha el Operativo Basílica 2019 con un despliegue de más de 17 mil servidores públicos y tres mil policías para atender y cuidar los más de 10 millones de peregrinos que arribarán al recinto mariano.

Se establecerá la Base Zócalo en la plancha de la Plaza de la Constitución para monitorear la marcha de los peregrinos desde los diversos puntos de entrada a la ciudad rumbo al recinto.

En este operativo participarán 10 mil servidores públicos del gobierno central, siete mil de la alcaldía y cinco mil 100 elementos policiacos, de los cuales tres mil 100 serán para cuidar a los peregrinos que acuden a la Basílica y dos mil a los distintos templos capitalinos.

Además de:

  • 50 elementos de la Guardia Nacional
  • un helicóptero Cóndor de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC)
  • 220 patrullas
  • 20 moto patrullas
  • ambulancias del Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas (ERUM)

También todos los hospitales del gobierno, así como el Centro Regulador de Urgencias Médicas estarán en alerta para dar atención a los visitantes que lo requieran.

Se contará con módulos de Protección Civil y de intérpretes donde habrá personal capacitado en distintas lenguas indígenas.

A través de Locatel se apoyará a la ciudadanía en la búsqueda y localización de personas y se colocarán módulos de Información Turística

Hará también un dispositivo de limpieza permanente.

En conferencia de prensa, encabezada por la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, autoridades de la administración local, de la alcaldía y de la Basílica detallaron que a partir de este lunes y hasta el 12 de diciembre estará el dispositivo.

Esta nota originalmente se publicó en UnoTv

Compartir

Dejar respuesta